El gobierno mexicano tiene como pendiente diseñar una regulación de colaboración, conocida como unitization , en los planes de exploración y extracción y pooling en el uso de infraestructura entre los nuevos operadores petroleros de las rondas de licitación, ya que de ello dependerá en buena medida el desarrollo de nuevos campos, como los de aguas profundas del Golfo.

Así lo explicó Ernesto Iniesta, director comercial de tecnologías submarinas de Technip FMC, la tercera mayor proveedora de servicios auxiliares para la industria petrolera a nivel global, que provee de infraestructura integral a la perforación de pozos en tres campos operados por Shell en la fracción estadounidense del Cinturón Plegado Perdido.

Según él, apenas comenzará la discusión en la Comisión Nacional de Hidrocarburos (CNH), ya que hasta ahora estas necesidades tanto de compartir infraestructura: barcos, ductos y equipo para reducir costos, como de elaborar planes que contemplen las afectaciones de campos contiguos se han dejado en manos de las propias empresas. Pero hace falta un supervisor y reglas homologadas en este tema , dijo durante su presentación en el Foro de Negocios Franco-Mexicano 2017.

Por ejemplo, detalló, en los campos Great White, Tobago y Silvertip, que Shell opera en consorcio con Chevron, BP y Nexen, en distintas participaciones dentro de cada proyecto, se utiliza una instalación de eslabones de acceso vertical directo y casco y amarre, desarrollada por Technip FMC y conocida como Spar; permite reducir los costos de operación entre los tres campos, sin que uno de ellos pueda dañar la geología del otro. Además, aseguró que lograr las obligaciones de contenido nacional en cada tipo de campo de la Ronda Uno será un reto para los operadores que se puede lograr capacitando personal de origen mexicano.

Michel Leo, director en México de la francesa Total (que participa como socio en dos consorcios para la operación de dos campos en aguas profundas), aseguró que la explotación de los campos de las rondas representa la mayor oportunidad para las compañías locales, ya que están llegando operadores, como la gigante francesa, que no conocen el mercado y necesitan aliados locales.

kgarcia@eleconomista.com.mx