La falta de suministro en materias primas derivadas del crudo y del gas natural por parte de Petróleos Mexicanos (Pemex) ha disminuido en 20% los ingresos de la industria petroquímica nacional en lo que va del año, con lo que sus percepciones se han reducido en cerca de 2,460 millones de dólares, aseguró Patricio Gutiérrez, presidente de la Asociación Nacional de la Industria Química (ANIQ).

Y es que, derivado de los recortes al presupuesto de la estatal, durante el 2015 y 2016 se ha afectado el abasto de insumos elementales para la petroquímica, porque han disminuido los procesos de transformación industrial. Entre los insumos más importantes están los monómeros, óxido de etileno y amoniaco para la fabricación de plásticos y fertilizantes, que las 230 empresas miembro de la ANIQ han tenido que importar en distintas magnitudes, elevando sus costos.

Por ejemplo, la producción de derivados del metano y etano y aromáticos se redujo durante el 2015 en más de 1 millón 400,000 toneladas, mientras que, de enero a agosto del presente año, prácticamente 1 millón de toneladas adicionales.

La situación se vuelve aun más preocupante para aquellos productos cuya importación es inviable o la infraestructura requerida es inexistente en estos momentos, explicó durante el 58 Foro Nacional de la Industria Química en la Ciudad de México.

Hay materias que no puedes traer del extranjero porque resultan muy peligrosas, por lo cual tienen que importar el producto final que sacarían de sus procesos para no perder clientes , aseveró.

De manera adicional, explicó que en la actualidad los precios bajos del petróleo y gas natural en el entorno internacional han permitido a muchos competidores en otros países elevar sus márgenes de rentabilidad, situación que sorpresivamente no ha sucedido en México, en donde se observan inclusive algunos incrementos de precio en insumos para productos de la industria petroquímica.

La consecuencia derivada de la reducción de proveeduría y la pérdida de competitividad del periodo 2015 en comparación contra el 2014 se refleja en un descenso de 2,000 millones de dólares en el valor de la producción del sector, detalló.

Además, el valor de las exportaciones disminuyó en 27%, equivalente a 3,000 millones de dólares, mientras que el consumo nacional aparente tuvo en decrecimiento de 8%, equivalente a casi 3,200 millones de dólares con respecto al año anterior, rompiéndose así el crecimiento sostenido por más de 15 años consecutivos.

Importaciones, la respuesta

Respecto de esta situación de desabasto, el director de Pemex Transformación Industrial (TRI), Carlos Murrieta Cummings, aseguró que la estatal ha enfrentado un entorno complejo no sólo por los recortes en el presupuesto de los últimos dos años, que suman más de 162,000 millones de pesos, sino porque ha existido la necesidad de realizar ajustes a diversos equipos en las refinerías del sistema nacional y centros procesadores de gas, ya que no pueden operar en condiciones inseguras, aseguró.

En tanto, la estatal tiene compromisos de abasto con diversos clientes en el sector petroquímico que cumplirán mediante importaciones principalmente en la cadena del etano para fabricación de plásticos. Asimismo, Pemex está dispuesta a realizar alianzas con las empresas que lo soliciten para mejorar la situación, pensando sobre todo en cadenas productivas, aseveró.

[email protected]