Luego de solo 11 meses, la Red Compartida inició operaciones este miércoles con la cobertura de poco más de 30 por ciento de la población del país, es decir, a más de 36 millones de mexicanos, anunció el presidente del Consejo de Administración de Altán Redes, Bernando Sepúlveda Amor.

El directivo detalló que de dicha cantidad, 5.6 millones de mexicanos viven en poblaciones de menos de 10 mil habitantes, además de una cobertura de 29 de los 111 Pueblos Mágicos.

“Con la Red Compartida, México se pone a la vanguardia de los países en desarrollo, al facilitar el acceso a voz y datos a comunidades que hoy carecen de conectividad, otorgando así ese beneficio aun en los más remotos pueblos rurales, propiciando su incorporación a la modernidad”, sostuvo en el inicio de operaciones de dicho proyecto, encabezado por el presidente Enrique Peña Nieto.

El titular de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), Gerardo Ruiz Esparza, consideró este día histórico para el país y para las telecomunicaciones de la nación, además de ser el proyecto más grande de la historia y único que pone a la vanguardia a México para su inserción en la era digital del siglo XXI.

“Es un proyecto que va a cambiar a México como lo ha reconocido la OCDE, es un proyecto transformador, incluyente y revolucionario del conocimiento. La Red Compartida facilitará el acceso a nuevos operadores lo que aumentará la innovación en el uso de internet de todos los sectores”, añadió.

Este desarrollo, clave de la reforma en telecomunicaciones, es una red mayorista móvil que dará servicio a operadores móviles, lo que promoverá la competencia entre ellos y ofrecerá servicios y capacidad a los actuales operadores del sector y a los que se crearán, lo que traerá consigo mejores servicios y de mayor calidad.

Este proyecto se realiza por medio de una Asociación Público-Privada, con la cual se espera generar una inversión de más de ocho mil millones de dólares durante todo el periodo de concesión, Altán Redes, ganó la licitación en noviembre de 2016, es responsable del diseño, instalación, operación y mantenimiento de esta infraestructura de banda ancha mayorista.

La cobertura al 85 por ciento de la población se espera sea para finales de 2021 y completará el proyecto antes de enero de 2024, cuando 92.2 por ciento de la población tenga acceso a la red de banda ancha más moderna y eficiente en el mercado mexicano y a nivel internacional.

En tanto, el vicepresidente Ejecutivo de la empresa, Eugenio Galdón, precisó que la cobertura de la Red Compartida en su primera etapa alcanzó 32.2 por ciento, una red 4.5G LTE, que permitirá seguir con la tecnología 5G, que llevará la empresa con solo cambiar el software.

“Este solo es un hito en el camino que tiene que seguir con redoblado compromiso. Si hemos sido capaces de cubrir el 32.2 por ciento de la población en 11 meses, debemos ser capaces de adelantar los hitos previstos en la ley. Y vamos a utilizar cada pesos disponible en esta empresa para adelantar este hito”, sostuvo.

Por ello, adelantó que analizan construir Centros Cívicos Conectados, mismos que serían diseñados por Norman Foster, quien también realizó lo correspondiente en el Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM).

Dijo que el objetivo de estas instalaciones, cuyo acceso será gratuito, serán proporcionar conectividad a las poblaciones de escasos recursos para el uso de medicina, bancarización, educación y registro público digital, además de que buscarán proporcionar internet a casi todas las escuelas del país.

El comisionado presidente del Instituto Federal de Telecomunicaciones (Ifetel), Gabriel Contreras, comentó que con este proyecto se asegura la disponibilidad del espectro radioeléctrico y se disminuyen barreras para competir, lo que impactará a los usuarios finales para tener mejores servicios, ofertas y calidad.

Altán Redes es la encargada de diseñar, desplegar, operar y mantener la Red Compartida de telecomunicaciones para uso de los operadores actuales y futuros.

erp