A un mes de haber iniciado el año, se diluye el optimismo por la construcción de nueva infraestructura y empleos en México tras el recorte presupuestal de 124,300 millones de pesos.

Enfrentaremos un 2015 con ajustes significativos que nos llevan a reducir nuestra expectativa de crecimiento de 4% a un rango de entre 2 y 2.8 por ciento. Es algo que todavía estamos analizando , dijo el presidente de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC), Luis Zárate. En el 2014 el crecimiento fue de 2 por ciento.

El dirigente consideró que se tomó una medida que se puede calificar de impopular, aunque es totalmente responsable para hacer frente a las turbulencias económicas internacionales y la baja del precio del petróleo. Sin embargo, reconoció que el gremio deberá hacer grandes esfuerzos para enfrentar el recorte y pondrán énfasis en las obras que se desarrollen en el sector energético.

En materia de transportes, el viernes se hizo oficial la cancelación del Tren Transpeninsular (Mérida-Cancún), que implicaba una inversión de 19,000 millones de pesos y se había promocionado desde hace un par de años como un proyecto que detonaría el desarrollo económico del sureste mexicano.

También se optó por suspender de manera indefinida el proyecto del Tren de Alta Velocidad México-Querétaro, que tendría un costo superior a los 50,000 millones de pesos y durante su construcción (tres años) generaría 20,000 empleos directos y 41,000 indirectos, de acuerdo con información de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT).

Nuevo aeropuerto sigue

El titular de la SCT, Gerardo Ruiz Esparza, se mostró solidario con el recorte presupuestal, que no generará impactos en el sector carretero, con la intención de incrementar la conectividad terrestre y la competitividad del sector privado mexicano.

El Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (NAICM) continuará su marcha, porque es indispensable para el país y, al entrar en operación, generará más de 400,000 empleos , aseguró el funcionario.

Al respecto, el titular de CMIC refirió que el interés de sus agremiados por participar en la magna obra, que costará 169,000 millones de pesos, se encuentra intacto, aunque están desconcertados por la decisión sobre los trenes de pasajeros.

En la cámara seguimos pensando que la industria local está preparada en todos los sentidos para construir las obras civiles de la nueva terminal y, ahora más que nunca, se nos debe brindar una oportunidad de hacerlo , agregó.

Se prevé que durante esta semana la SCT ofrecerá una conferencia para ahondar sobre los ajustes que deberá hacer en su plan de trabajo del 2015.

Socios del Consam, libres para licitar en obras del NAICM

Las nueve constructoras (ICA, Conoconal, Tradeco, La Peninsular, Teya, Carso, GIA, Prodemex y Marnhos) que formaron el Consorcio Aeroportuario Mexicano (Consam) ya tienen libertad para elegir nuevos socios y participar, si es de su interés, en las licitaciones de obra civil del Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (NAICM).

El director de ICA, Alonso Quintana, confirmó el viernes pasado la desintegración del grupo y dejó en claro que, a título individual, darán seguimiento a convocatorias que se vayan presentando en los siguientes meses. Desde el 19 de diciembre pasado había vencido el acuerdo de exclusividad que acordaron las principales constructoras del país en el memorándum de entendimiento firmado en el 2013 para formar el consorcio interesado en construir la nueva terminal aérea.

Tras la revocación del fallo, en noviembre del 2014, del Tren de Alta Velocidad México-Querétaro a un consorcio chino-mexicano en el que participaron también GIA y Teya, firmas que fueron cuestionadas por legisladores por su cercanía con la Presidencia de la República, trascendió la posibilidad de que el Consam ya no continuaría.

En el caso de ICA, el interés por el aeropuerto está latente y en su estrategia de negocio es fundamental buscar alianzas que permitan hacer ofertas competitivas , comentó una fuente de la empresa.

La firma presidida por Bernardo Quintana cuenta ya con experiencia en el sector aeroportuario: a través de su filial Aeroinvest tiene una participación de 24.7% en el Grupo Aeroportuario del Centro Norte (OMA), que opera 13 aeropuertos en México, entre ellos los de Monterrey, Acapulco y Zihuatanejo. (Con información de Redacción)

[email protected]