Más de 500 personas se sumaron al acopio de residuos plásticos durante la cuarta edición del PLASTIanguis, organizada por la Asociación Nacional de la Industria Química (ANIQ), en donde se consiguió la recuperación de 2 toneladas con 5 kilogramos, 20% más que en el 2017.

Por cuarto año consecutivo, dicho evento, cuyo principal objetivo es el de concientizar a la sociedad en torno a estos desechos que se generan diariamente, se llevó a cabo en colaboración con las autoridades de la delegación Cuauhtémoc de la CDMX y legisladores de la Comisión de Medio Ambiente y Recursos Naturales de la Cámara de Diputados. Un total de 1,500 kilogramos de artículos de despensa como arroz, aceite, detergente en polvo, pasta y alimento para mascotas, entre otros, fueron intercambiados. Cada participante obtuvo en promedio 300 pesos en plastipesos, equivalentes a 7.5 kilogramos de bolsas, por mencionar un ejemplo.

El PLASTIanguis de la ANIQ promueve la adopción de hábitos de consumo responsable y el uso adecuado de los plásticos, los cuales tienen un impacto positivo en el medio ambiente y la economía nacional, al brindarles un segundo uso como muebles, materiales para la construcción, carreteras, neumáticos y útiles escolares, marcos para fotos, botellas nuevas, entre muchas otras alternativas.

Cabe mencionar que durante esta edición, el polietileno de baja densidad utilizado en las bolsas de supermercado fue el elemento con mayor índice de canje por productos de despensa (550 kg), seguido por el polietilenotereftalato con 495 kilos que se encuentra en las botellas de agua y refresco; el poliestireno expandido de los vasos, platos y charolas de unicel con 366 kg; el polipropileno de las envolturas de snacks y recipientes de comida (PP: 330 kg); así como el polietileno de alta densidad con el que están elaboradas las botellas de yogurt y tapas de productos lácteos (PEAD: 198 kg) y finalmente el PVC de las tuberías, tejas y tarjetas, que recolectó 66 kilogramos.