El gobierno federal advirtió que los incrementos en los precios de productos y servicios no deben sufrir el mismo impacto de 20% que presentó la gasolina y diesel, de modo que los ajustes deberán ser mínimos, por ejemplo, de 50 centavos en el kilogramo de tortillas, pues de lo contrario, se sancionará a los comerciantes.

Algunas organizaciones han especulado que el aumento en los precios debería ser igual a dicho incremento. En ningún caso el impacto puede ser en la misma proporción , sentenció la Secretaría de Economía (SE).

No obstante, el presidente de la Confederación de Cámaras Nacionales de Comercio, Servicios y Turismo (Concanaco-Servytur), Enrique Solana, calificó como injusto que se culpe a los comerciantes de alzas infundadas, cuando ellos (el gobierno) suben gasolina, gas, electricidad, resultando inevitable el traslado de costos, el cual se ha evitado por más de un año .

Ante posicionamientos oficiales con respecto a una posible escalada de precios injustificada, la cual sería sancionada por la autoridad, queremos expresar enfáticamente que esta postura es una medida populista y rebasada a través del tiempo, que buscaba culpar al sector comercio del incremento en los precios de los productos , respondió el líder de los comerciantes del país.

Enfatizó que todos sabemos que en una economía de mercado abierta y sujeta a la ley de la oferta y la demanda, esta sirve como reguladora de los mismos, lo que no sucede con los precios de los productos y servicios ofrecidos por el gobierno que sí tienen un impacto real sobre la inflación.

Sin embargo, la dependencia a cargo de Ildefonso Guajardo explicó que las variaciones en los precios de los combustibles, sean al alza o a la baja, no tienen un efecto directo de uno a uno en los precios de los productos que los integran como insumos. Es decir, un incremento de 16.5% en el diesel no implica un aumento igual o mayor en el costo de un kilo de tortillas o huevo o un litro de leche.

En un comunicado, la SE ejemplificó que en la producción de un kilo de tortilla, el efecto del incremento en el precio del diesel es de no más de 5 centavos por kilo. ?Estableció: Además, considerando que actualmente el precio del maíz en pesos es 20% más bajo que en diciembre del 2011, no hay evidencia que justifique un aumento desproporcionado el precio de la tortilla . Abundó que en el caso de un litro de leche, el incremento del precio del diesel implicaría un costo adicional de aproximadamente 8 centavos.

La Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) y la Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece) procederán a sancionar cualquier aumento arbitrario en los precios de los productos básicos e intensificarán su monitoreo y verificación en los principales establecimientos comerciales del país.

lgonzalez@eleconomista.mx