Ricardo Sheffield Padilla, titular de la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco), aseguró que durante el 2019 y el 2020 se han mantenido sin aumento los precios en los energéticos (luz, gas y gasolina).

En el caso específico de la gasolina, aseguró que a partir de diciembre del 2018, cuando entró en vigor la política del nuevo gobierno de no aumento al precio y combate al huachicol, hubo un aumento y luego una diminución que se mantuvo a lo largo del 2019 y a la fecha.

“(En diciembre) hay un aumento abrupto muy pequeño y luego una estabilización continua a ese aumento, es la parte más crítica del combate al huachicol”, mencionó.

“Si lo vemos desde el punto de vista del Índice Nacional de Precios y tomamos de partida la quincena de julio del 2018, donde hubo un aumento muy significativo en los gasolinazos del sexenio anterior, podemos ver claramente que no solamente ha habido una estabilidad, sino una baja en los precios de los combustibles”, comparó.

Durante la conferencia matutina en Palacio Nacional, aseveró que el precio más alto de la gasolina regular se da en Emerald Gas en Baja California Sur, en Los Cabos, con un precio de 21 pesos 81 centavos; en gasolina Premium, Golden Gas en Culiacán, Sinaloa, con un precio de 22 pesos 95 centavos por litro, y para el diésel Estación de Servicios Pungarabato, en Pungarabato, Guerrero, 22 pesos con 89 centavos. Son los precios promedios más altos de todo el país en gasolina y diésel”, planteó.

En contraste, destacó que los precios más bajos, son para la gasolina regular Costco Gas en Centro, Tabasco, 17 pesos con 69 centavos; en Premium, Súper Servicio Los Mangos en Medellín de Bravo, Veracruz, 19 pesos con 4 centavos, y en diésel también en Medellín de Bravo, también Los Mangos con 19 pesos con 18 centavos por litro de diésel.

“Hay una estabilidad e incluso una baja en los precios. ¿Qué podemos esperar para el 2020? Con base en los promedios de Pemex (Petróleos Mexicanos), tomando en cuenta los puntos de distribución, excepto en la frontera, el promedio del precio de la gasolina regular será de 18.29 pesos, en la Magna de 19.73 pesos y en diésel de 19.48; se continuará cumpliendo con la política de no incrementar los precios a los carburantes”, explicó.

Mencionó que de diciembre del 2018 a la fecha, la Profeco ha aplicado 363 multas que suman 88 millones de pesos; a partir del 1 de enero, Profeco cobra sus propias multas.

“Ahora, Profeco va a cobrar sus propias multas y esto nos va a ayudar a eficientar todavía más el comportamiento de todas las gasolinerías y distribuidores de gas LP en el país”, estimó.

Expuso que en el caso del gas LP, tanto en cilindros como en estacionarios, “se ve claramente no sólo una estabilidad, sino una baja marcada con referencia al año anterior, al 2018.

Ese aumento al final es el aumento estacionario que se tiene.

Cuando empieza a subir el frío, empieza a subir el consumo de gas, se disparan los precios. Pero el aumento estacionario del 2019, comparado con el drástico aumento que tuvo en el 2018, se ve que está funcionando claramente el compromiso de no aumentos”, expresó.

Finalmente, Ricardo Sheffield estableció que en el caso de la electricidad, “vemos que en los precios promedio nacionales de la CFE se cumple cabalmente que no haya aumentos. la expectativa para el 2020 es que se vuelva a repetir de la misma manera, o sea, no habrá aumentos de ningún energético”, finalizó Ricardo Sheffield. (Con información de Karol García)

En un mercado abierto, ¿cómo se determinan los precios?

• A partir de la liberación de los precios de las gasolinas en el 2017, el gobierno estableció una fórmula para la tarifa final al consumidor en la que el componente impositivo juega un papel central y le permite contrarrestar las alzas abruptas en mercados internacionales.

• Dado que el país importa más de 70% del consumo de gasolinas y diésel, se toma como referencia el precio spot del mercado de la Costa del Golfo estadounidense, que representa alrededor de 52% del precio total al consumidor.

• Por cobro de IEPS, los consumidores pagan alrededor de 22% del precio final. Ésta es la tarifa que puede variar, ya que semanalmente Hacienda determina si existen estímulos fiscales para cobrar cuotas reducidas o mantener el monto total.

• Otros conceptos como ajustes de calidad e IVA y el margen que obtienen los gasolineros representan otro 20% del precio. Un restante 6% corresponde a la logística, que sólo puede reducirse cuando se invierta en más infraestructura.

[email protected]