La producción de vehículos ligeros en México se mantuvo “plana” durante abril pasado, aun cuando la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (AMIA) planeaba que el mes marcaría tendencia al alza para el resto del año, pero al realizarse mantenimiento en varias armadoras, la fabricación logró 290,981 unidades con crecimiento de 0.3 por ciento.

Sin embargo, las cifras de exportación de autos se vieron entorpecidas por Nissan, al no reportar datos en abril pasado. Eduardo Solís, presidente de la AMIA, explicó que el cálculo se hizo con el resto de los envíos de las armadoras, que representa 259,525 vehículos exportados al mundo, al representar crecimiento de 8.1% respecto a abril del 2017.

Sin dar los detalles de la decisión de la empresa japonesa, Solís recordó que Nissan representa el 25% de las exportaciones totales de México, con una gran aportación al mercado estadounidense por autos como Sentra y Versa.

En este sentido, la AMIA no reportó el comportamiento de las exportaciones por mercado ni por unidades de mayor demanda en el mundo.

abr