Petróleos Mexicanos (Pemex) obtuvo en el mes de julio la producción más baja de petróleo en los últimos 40 años, luego de que en sus Estadísticas Petroleras reportó una extracción con socios de 1.595 millones de barriles diarios de crudo, rompiendo a su vez el piso de 1.6 millones de barriles por día.

Con ello, la producción petrolera de la estatal cayó 0.6% en un mes, luego de una extracción 10,000 barriles diarios inferior a la que tuvo en junio pasado. En comparación con mayo, la producción de Pemex con socios fue 38,000 barriles inferior y cabe recordar que durante mayo y junio el gobierno federal comprometió un recorte de 100,000 barriles diarios ante los miembros de la Organización de Países Exportadores de Petróleo y países petroleros no afiliados (OPEP+) para aumentar los precios internacionales, recorte que la secretaria de Energía, Rocío Nahle, se negó a continuar durante julio.

El último reporte de producción de Pemex con socios indica que en comparación abril Pemex dejó de producir 108,000 barriles por día al llegar a julio.

En el comparativo anual, la producción de crudo de Pemex y sus socios se redujo en 4.5% luego de que en comparación con el mismo mes del 2019 la extracción de la petrolera muestra una declinación de 76,000 barriles diarios.

La última vez que se observó un nivel tan bajo de producción de crudo fue en octubre de 1979, antes del arranque del boom petrolero del país con la producción de los yacimientos de Cantarell. A partir de 1981, la producción de la empresa superó los 2 millones de barriles.

En sus Estadísticas Petroleras, Pemex reportó también que en julio obtuvo una extracción de 1.575 millones de barriles diarios sólo mediante las asignaciones que recibió dentro de la Ronda Cero en 2014, volumen que equivale exactamente a la reducción total de la producción de la empresa, que fue de 10,000 barriles diarios o 0.6% en un mes. En comparación con el mismo mes del 2019, la extracción de las asignaciones cayó todavía un poco más, al reducirse en 4.7% o 79,000 barriles diarios.

Pemex: producción de crudo

Por tipo de crudo

Según la estatal, la extracción de crudo Maya (pesado), con menos de 22 grados de densidad según el American Petroleum Institute (API) fue de 1.007 millones de barriles diarios, con una reducción de 1.7% en un mes, además de la contracción anual de 5 por ciento.

El petróleo de tipo Istmo o ligero, con menos de 34 grados API registró una extracción de 442,000 barriles diarios, con lo que tuvo una mayor reducción, de 2.5% en un mes y de 8.4% en un año. En tanto, el petróleo que posiciona mejor el precio de la mezcla mexicana al tener mayor demanda, de tipo Olmeca súper ligero con una densidad mayor a 39 grados API, registró una producción de 145,000 barriles por día, con una caída de 2.6% en un mes, aunque mostró un alza anual de 12 por ciento.

Según el analista Ramsés Pech, la producción no sube debido a que Pemex tiene el dilema de perforar pozos que eleven la producción entre los 20 campos prioritarios que arrancó el año pasado o continuar con la actividad exploratoria, por una parte, mientras que la caída en la demanda reduce sus ingresos y la crisis por el Covid-19 lo ha obligado a disminuir actividades en algunos activos, lo que se refleja en sus indicadores.

“Se debe considerar que Pemex no tiene dinero para hacer ambas actividades luego de a contracción del presupuesto y de que Pemex no tenía contemplado cerrar algunos pozos por la emergencia sanitaria y luego volver a abrirlos”, dijo el especialista.

kgarcia@eleconomista.com.mx