Desde la declaratoria de emergencia sanitaria por el Covid-19, por parte del gobierno federal, se ha reportado la terminación de las relaciones laborales en algunas organizaciones, tal es el caso de los colaboradores de Price Shoes.

Entrevistados por El Economista un grupo de colaboradores explicaron que la empresa de ropa y calzado tomó como primera medida “enviar a descansar al personal vulnerable, mayores de 65 años de edad, mujeres embarazadas o personas con diabetes, o hipertensión”; pero con otro grupo importante de empleados, “los obligaron a tomar sus vacaciones o pago de tiempo si es que se les debía”.

Las operaciones de la empresa se realizaron normalmente hasta el lunes 30 de marzo; fecha en la que se empezaron a tomar nuevas medidas.

En el último día de operaciones, en la jornada laboral, se les hizo llegar un comunicado donde se expresaba el compromiso de la empresa con los trabajadores pidiéndoles estuvieran tranquilos, ya que se estaba buscando la forma de no recortar personal, solo se harían ajustes a los salarios del 20 al 50% según el rango de salario para apoyar la empresa.

Parte del compromiso de la empresa era fijar un tabulador para ir regresando esos pagos en los próximos meses conforme fuera mejorando la situación del país, no sólo respecto a la salud; sino, a la recuperación de la economía.

Sin embargo, nada de eso se cumplió, ya que “después de terminar una reunión de trabajo nos empezaron a llamar a una sala donde nos atendía un abogado, le daba mucha vueltas, pero el argumento final es que nos darían de baja por motivos de contingencia; pues, la empresa no podía emplear a tanta gente, porque no estaban reflejando ventas”, comentó uno afectados.

El ofrecimiento de la empresa Price Shoes, fue solamente un mes de salario sin importar la antigüedad de los trabajadores, respaldándose en que las Juntas de Conciliación y Arbitraje no están en operación y reabrirán hasta el 20 de abril, por lo que dieron de plazo a los trabajadores para aceptar el acuerdo este primero de abril.

“Al ver mi molestia me ofrecieron otro convenio que era irme tres meses sin goce de sueldo y si la economía se restablecía tenía la posibilidad de recuperar mi trabajo, pero con la posibilidad de perder la poca liquidación que ofrecían. Ayer debían depositar nuestra quincena pero la depositaron hasta las 21:00 hrs, a los que nos dieron de baja nos depositaron solo la mitad del salario y otros que siguen en la empresa no les depositaron nada”.

Cabe señalar que la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS), informó que los casos en los que haya violación a los derechos laborales pueden recibir asesoría en la Procuraduría Federal de la Defensa del Trabajo (Profedet): 800-717-29-42 y 800-911-78-77 y de la misma secretaría: 55-20-00-52-90 y 55-20-00-5300, ext. 64394.

kg