El Consejo Nacional de la Industria Maquiladora y Manufacturera de Exportación (Index) estimó que 80% de las empresas del sector obtendrá una certificación del Gobierno federal para no seguir pagando IVA en las importaciones temporales.

El organismo calculó también que ese porcentaje de compañías representa al menos 90% de las ventas externas del sector, por lo que la Secretaría de Hacienda recaudaría así unos 2,500 millones de dólares de IVA anualmente, aunque ese impuesto podría ser recuperable por las empresas.

Los requisitos para certificarse fueron publicados el 1 de enero en el Diario Oficial de la Federación (DOF), las certificaciones se darán de abril a octubre y los cambios fiscales comenzarán a partir del primer día de 2015.

No hay razón para que las empresas no puedan cumplir con las reglas del juego , comentó Israel Morales, gerente de comercio exterior de Caterpillar México, una compañía estadounidense con una plantilla de 2,000 empleados que producen partes de maquinaría en cuatro plantas en el país.

Entre los requisitos establecidos están: operar control de inventarios, cumplir las obligaciones fiscales, contar con al menos 10 empleados, presentar constancias de la totalidad de personal registrado ante el IMSS y permitir en todo momento visitas de inspección, entre otros.

Una condición especial consiste en acreditar que, durante los últimos 12 meses, el valor de la mercancía transformada y retornada durante dicho período representa al menos 60% del valor de las importaciones temporales de insumos durante el mismo período.

Se prevé que todas las grandes empresas puedan certificarse, mientras que las pequeñas y medianas tendrían mayores problemas para ello. Quedarán excluidas de estos beneficios las firmas con menos de un año operando.

Ahora nuestro tema crítico es la reducción del costo de los insumos, como luz, gas y diésel; en México es 60% más cara la luz y 2.5 veces más caro el kilómetro de transporte frente a Estados Unidos , dijo Emilio Cadena, presidente del Index, dejando entrever que el tema de las certificaciones está casi cerrado.

Como una medida contra la evasión y la elusión de impuestos, la Secretaría de Hacienda propuso cobrar IVA al momento de internar importaciones temporales, un impuesto recuperable si los productos comprados se incorporan a las exportaciones.

Este cambio implicaba la captación de alrededor de 25,000 millones de dólares en 2014, lo que suscitó críticas de las maquiladoras, tras lo cual se aprobó la nueva certificación.

Se trata de cumplir bien lo que cada empresa dice que hace en sus procesos , expuso Óscar Mata, director del Comité Fiscal del Index.

En noviembre de 2013 habían 6,163 establecimientos con programas de la industria manufacturera, maquiladora y de servicios de exportación, con casi 2.4 millones de empleados.

rmorales@eleconomista.com.mx

apr