Si en el siguiente semestre no se reactiva la economía mexicana, alrededor de 30,000 micro y pequeñas empresas podrían bajar cortinas ante la inexistencia de una política interna que reactive al empresariado mexicano en pequeño y la eliminación de apoyos gubernamentales, alertó el dirigente de la Asociación Latinoamericana de Micros, Pequeños y Medianos Empresarios (ALAMPYME), Alejandro Salcedo.

La organización empresarial Latinoamericana y asentada en México reclamó al presidente Andrés Manuel López Obrador la desaparición de programas de financiamiento y apoyos a las mipymes y pugnó por centrar su apoyo en la micro y pequeña empresa que “generamos más del 60% de las fuentes de trabajo, además de que somos el sustento de la economía mexicana”.

El líder empresarial dijo que urge que se presenten “los programas y esquemas de financiamiento que necesitamos para crecer y se nos presenten cuáles son las Reglas de Operación de los más de 600 programas que existían, nivel federal, en varias Secretarias de Estado para el impulso del sector vinculados a la economía social y del campo”.

De acuerdo con la Alampyme, los diez grandes empresarios más poderosos del país no darán el soporte económico ni podrán generar más de 1 millón de empleos anualmente en el país y mucho menos impulsarán el crecimiento esperado y anunciado en campaña presidencial del 4% cada año.

“Presidente Andrés Manuel López Obrador, si más de 4.5 millones de micro y pequeños empresarios no representamos una alternativa para reactivar la economía y crecer más allá del 0.1%, no sabemos quién podrá hacerlo más allá de una política macroeconómica”, dijo Alejandro Salcedo.

Recordó que, desde el inicio de la presente administración, esta organización solicitó al Jefe de la Nación, una reunión de trabajo para darle a conocer las necesidades del sector y presentarle proyectos para reactivar la economía interna de México; pero, “seguimos esperando la reunión solicitada ya que a la fecha no tenemos respuesta, ni verbal ni escrita”.

Por lo anterior, ratificó la solicitud pública, la cual ya está presentada por escrito desde hace meses, al presidente de la República para que “nos reciba y conozca a la micro y pequeña empresa” como un medio para reactivar el mercado interno, que se ha visto afectado por el repunte de inseguridad y la desaceleración de los motores económicos.

“El combate a la corrupción y a la inseguridad, la débil política económica y la existencia de un Plan Nacional de Desarrollo en donde las líneas de acción y la reactivación interna del país no son claras, así como los programas de impulso a las micro, pequeñas y medianas empresas, lo que refleja el raquítico crecimiento de este semestre del 0.1%”, reprobó el líder de los industriales en pequeño.