Varias agencias de Naciones Unidas hicieron un llamado a las autoridades mexicanas para que ratifique las normas sobre trabajo decente de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), a fin de garantizar la no discriminación y la igualdad de oportunidades laborales entre mujeres y hombres.

En México, 2.4 millones de personas son trabajadores y trabajadoras en el hogar de manera remunerada, lo cual representa prácticamente 5% de la población ocupada en el país. De estas personas, 95% son mujeres. De ellas, 85.8% realiza tareas de limpieza en hogares particulares, 8.2% son cuidadoras de personas y 5.0% son lavanderas y planchadoras en casas particulares. Un tercio de las mujeres trabajadoras del hogar empezaron a trabajar siendo niñas. En el marco del Día Internacional de las Trabajadoras del Hogar, las oficinas en México de ONU Mujeres, de la OIT y del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos instaron a las autoridades y a la sociedad a garantizar y respetar los derechos de los y las trabajadoras del hogar y prevenir y eliminar cualquier tipo de discriminación en la ley y en la práctica.

pmartinez@eleconomista.com.mx