La petrolera británica BP anunció el martes que venderá en 5,600 millones de dólares sus operaciones en Alaska donde operó durante medio siglo para así cumplir con sus metas de desinversión.

La firma local Hilcorp Alaska comprará los activos del BP, incluyendo las operaciones en la gigantesca área petrolera Prudhoe Bay, dijo la compañía británica en un comunicado.

La venta, que deberá completarse en 2020, es parte de un programa de desinversiones por valor de 10,000 millones de dólares que ejecuta BP para equilibrar sus números.

En junio, BP anunció la venta de activos en Egipto a una firma de Dubai pero no se reveló el monto del negocio.

Proyectos en otras áreas del mundo se adaptan mejor a la estrategia a largo plazo de la petrolera y de esa forma "nos tornamos más competitivos", dijo en el comunicado el jefe de BP, Bob Dudley.

"Nuestro retiro de Alaska no disminuye en modo alguno el compromiso de BP con Estados Unidos", dice la nota.

Según la compañía, la producción en Alaska deberá alcanzar este año un promedio de 74,000 barriles por día.

BP entró en Alaska en 1959, el mismo año en que esa región se convirtió en estado de Estados Unidos. La empresa ayudó a construir el oleoducto Trans Alaska, de 1,300 kilómetros de longitud.

El mes pasado, BP informó que sus ganancias trimestrales se redujeron 35% debido a los menores precios del crudo.