La estatal brasileña Petrobras anunció este martes un incremento de 8.9% del precio del diésel a distribuidoras por la subida del petróleo, reafirmando así su política de precios pese a las reticencias del presidente Jair Bolsonaro.

Petrobras, que concentra más del 80% del mercado doméstico de diésel, señaló en un comunicado que las subas serán aplicadas a partir del miércoles, para reflejar "parte del aumento de los niveles internacionales de precios del petróleo y del tipo de cambio".

El precio de venta a distribuidoras pasará de 2.81 reales a 3.06 reales (0.56 dólares al tipo de cambio del día) por litro, detalló Petrobras. Sobre esos valores se suman costos de distribución, venta e impuestos que llevan el costo a los consumidores a cerca de 5 reales (casi un dólar), dependiendo del estado del país.

La decisión de Petrobras llega después de mantener los precios estables durante 85 días, "en los que la empresa evitó plasmar inmediatamente la volatilidad externa a los precios internos", señaló la compañía.

La cotización del barril de Brent, referencia en Brasil, se ubicó en los últimos días en torno a los 80 dólares por primera vez en casi tres años, mientras que el WTI estadounidense ronda los 75 dólares.

En tanto, el dólar se encareció en Brasil desde el inicio de la pandemia, cuando cotizaba cerca de los 4.20 reales hasta los 5.4 reales por billete verde actualmente.

Preocupado por el deterioro de los indicadores económicos y el alza de la inflación, Bolsonaro se refirió el lunes a la política de precios de la compañía: "Hoy estuve con el ministro Bento (Albuquerque, de Energía) hablando de nuestra Petrobras, sobre qué podemos hacer para mejorar o reducir el precio al final de la cadena de venta", señaló.

Pero Petrobras ratificó el mismo lunes que "no hay ningún cambio en la política de precios".

En febrero, Bolsonaro sustituyó al presidente de la compañía por el general de reserva Joaquim Silva e Luna, tras criticar las alzas del precio del diésel.

La decisión se dio en el marco de un fuerte descontento de los camioneros, uno de los sostenes electorales de Bolsonaro.

Según datos oficiales, en lo que va del año, el precio al público del diésel subió 28.02% en tanto la gasolina aumentó 31.09 por ciento.

kg