Petróleos Mexicanos (Pemex) retiró finalmente su participación accionaria de 49% de la empresa Mexicana de Lubricantes (MexLub), por un pago de 826 millones 174,000 pesos, dando así borrón y cuenta nueva al desfalco que denunció durante 12 años en que no recibió dividendos, a pesar de que esta filial contaba con la exclusividad de la venta de lubricantes en estaciones de servicio de la estatal desde 1992, año en el que fue firmado el acuerdo de sociedad.

Pemex Refinación transmitió la propiedad de los títulos de las acciones representativas de su capital social correspondiente en favor de Impulsora Jalisciense SA de CV, informó.

Previamente, se obtuvieron las autorizaciones de los consejos de administración tanto de Pemex como de Pemex-Refinación, así como de la Comisión Federal de Competencia Económica.

Según la estatal, el monto obtenido responde a valores de mercado de las inversiones de Pemex Refinación en dicha empresa y salvaguarda sus intereses patrimoniales en atención a su nuevo mandato de ley de generar valor económico y rentabilidad a largo plazo para el Estado Mexicano.

Esta desinversión es consistente con el nuevo fin de Pemex derivado de la reforma energética, en donde, como empresa productiva del Estado, debe enfocarse en proyectos que ofrezcan altos rendimientos, aseguró la empresa.

Aunque con ello se cierra el capítulo del desfalco en el cual no se fincaron responsabilidades tras de la denuncia de Pemex a su socio por daño patrimonial, ya que tras haber invertido 178 millones 796,000 en la empresa en 1993, no recibió dividendo alguno en 12 años, según dijo la estatal entonces.

Tras la apertura a otras marcas de lubricantes en las gasolinerías de la franquicia Pemex, ordenada por la Comisión Federal de Competencia, la estatal aseguró que se fincarían responsabilidades al interior Pemex mismo por el desfalco que, según cálculos de la Auditoría Superior de la Federación, superó los 12,000 millones de pesos, que no correspondieron al acuerdo económico al que se llegó en el 2012, en el cual Pemex aceptó dos pagos que sumaban poco más de 288 millones de pesos.

Viene libre venta

La venta de las acciones de Pemex pondrá en libertad de elección más de 30,000 puntos de venta en todo el país que hasta ahora estaban en manos de dos empresas: Mexicana de Lubricantes, en todo el país, y Bardahl Mexicana, en 28 estados.

Mexicana de Lubricantes tenía el compromiso de atender 100% de las gasolineras del país aun cuando no fuera rentable, a partir del fin del contrato la apertura será a 100%, por lo que las compañías van a trabajar en hacer alianzas con los grupos gasolineros para hacer alianzas y atender la demanda.

[email protected]