En entrevista, el director de Petróleos Mexicanos, Juan José Suárez Coppel, aseguró que la pesada carga que enfrenta la empresa ante el pago de subsidios, principalmente al gas LP, es algo que debería absorber el gobierno federal, permitiendo a la empresa reinvertir sus ganancias y que además se debería replantear la política fiscal y el destino de estos subsidios.

Hay muchos subsidios que en lugar de transparentarse a nivel de presupuesto lo absorbemos nosotros y nos provoca pérdidas , comentó. Según él, Pemex debe colaborar con las finanzas nacionales pagando impuestos y, conforme desaparezcan estos subsidios, generar utilidades y pagar dividendos. Sería una manera más sana de dar nuestra aportación al presupuesto , expresó. Lo mejor es que se transparente y se discuta a la hora en que se acuerda el presupuesto .

[email protected]