Durante el primer bimestre del 2020, el costo financiero del sector público, que se refiere al pago de intereses, comisiones y amortizaciones de la deuda, fue de 95,565.7 millones de pesos, de los cuales, más de la tercera parte (35%) correspondió al servicio financiero de Petróleos Mexicanos (Pemex) con un total de 33,476.9 millones de pesos.

Este monto significó un crecimiento real de 32.5% y respecto a lo que se observó en los primeros dos meses del 2019, de acuerdo con datos de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP).

Si sólo se considera el mes de febrero, el costo financiero del sector público fue de 32,323.6 millones de pesos, de los cuales 49.4% correspondió al pago de intereses, comisiones y amortizaciones de la deuda de Pemex por un total de 15,976 millones de pesos, monto que significó un aumento anual de 26.7% en términos reales.

La situación financiera de Pemex que publica la SHCP indica que, en los primeros dos meses del 2020, los ingresos propios de la petrolera fueron por 31,311.8 millones de pesos; mientras que su gasto fue de 111,683.9 millones de pesos, con lo que reportó un déficit de 80,372.2 millones de pesos.

En los Precriterios Generales de Política Económica 2021, la Secretaría de Hacienda reconoce que uno de los principales riesgos considerados por los mercados a lo largo del 2019 fue la situación financiera de Pemex, particularmente el volumen de vencimientos de deuda que la empresa debía cumplir en los próximos años.

“Con la finalidad de disminuir este riesgo, fortalecer la posición financiera y mejorar el perfil de deuda de la empresa, el gobierno realizó una aportación patrimonial a Pemex por 97,131 millones de pesos en el mes de septiembre, la cual a través de una operación de recompra y manejo de pasivos permitió reducir los riesgos de vencimientos de corto plazo de la empresa”, expone en el documento.

Hace algunos días, en una conferencia telefónica con analistas financieros, la Secretaría de Hacienda anunció que se está evaluando adelantar la reducción de la carga fiscal de Pemex para mejorar su situación financiera.

elizabeth.albarran@eleconomista.mx