El mercado de rentas inmobiliarias repunta tras varios años de estancamiento, pero se podría frenar si se aprueban las reformas a la Ley de Extinción de Dominio y de lavado de dinero en esta capital, advirtió el Instituto de Administradores de Inmuebles (IAI).

El director del organismo, Miguel Bosh, pidió a los integrantes de la Asamblea Legislativa del Distrito Federal permitir al sector inmobiliario participar en las iniciativas de reforma en la materia, a fin de plantear cambios que no pongan en riesgo las inversiones.

Argumentó en conferencia de prensa que después de varias décadas de estancamiento, el arrendamiento inmobiliario muestra crecimientos en niveles de 5.0%, y dicha legislación podría afectar tal dinámica.

Consideró que la citada legislación como se encuentra es "ambigua y poco clara", lo que genera que los arrendatarios y propietarios de los inmuebles puedan caer, sin conocimiento, en incumplimientos, además les da responsabilidades a los profesionales inmobiliarios que corresponden a las autoridades.

La legislación actual establece que al momento de que las autoridades detectan una actividad ilícita en un inmueble, lo incautan en un periodo muy corto (seis horas) sin enterar al dueño de la propiedad, o sin darle posibilidad de deslindarse del problema, explicó el directivo.

Refirió que se tienen registros hasta ahora de alrededor de 300 inmuebles afectados en el país; a nivel federal, en 90% son casos exitosos en donde el inmueble debía ser incautado por estar relacionados con el crimen organizado, pero en el Distrito Federal la cifra es de 50%, lo que afecta a los dueños de los inmuebles.

"Se necesitan muchas medidas para contrarrestar a la violencia, pero no nos pueden dar esa responsabilidad y poner en riesgo la inversión", resaltó al destacar que con las propuestas de reformar planteadas en la Asamblea se quieren endurecer las reglas, pero antes se necesita claridad en las mismas.

En el país, hay alrededor de 5 millones 300,000 viviendas en renta dentro de la formalidad, a las que se suman cerca de 2 millones de unidades en comodato y de 10 a 12% adicional de inmuebles comerciales.

El vicepresidente de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) Ciudad de México, Federico Sobrino, dijo que la Ley del Distrito Federal "está mal hecha", lo que perjudica a muchos ciudadanos que tienen como ingreso la renta de un inmueble, sobre todo personas de la tercera edad.

Explicó que un arrendamiento en una economía sana genera ingresos de 1.0% del valor total del inmueble, pero en este momento, dadas las condiciones actuales de la economía mexicana, se considera que deja de 0.5 a 0.7% del valor.

Es decir, que si una vivienda tiene un valor de 500,000 pesos, la renta sería de unos 5,000 pesos, pero se ubica en la actualidad de 2,500 pesos a 500.

RDS