Los Panam se gradúan del mercado escolar y amplían su oferta de calzado a nuevas tendencias que van desde lo casual hasta lo deportivo, sumando colores y vida a una marca que al igual que con la salsa picante, el tequila y el mezcal, el mexicano no puede dejar de tener el gusto , expresó Eduardo López Moras, encargado de Mercadotecnia de Panam.

Con la estrategia de sacar a Panam a la calle con el eslogan La calle es tuya , instalaron su primera tienda en la Condesa en el 2013; hoy cuenta con 35 unidades en todo el país que ofertan sus más de 300 modelos, además de sumarse al e-commerce, lo que les ha ayudado desde hace dos años a vender sus productos en Europa y América Latina, principalmente Guatemala y Colombia.

Hasta no estar posicionados 100% en México, creemos que llevar el producto a otras fronteras se vuelve un segundo plano, pero no lo dejamos de visualizar. Y no vamos a descansar hasta que no veamos que todos los mexicanos tengan al menos unos Panam , acotó López a El Economista. La manufactura se realiza en el Estado de México en la planta de Cuautitlán Izcalli con insumos 100% nacionales.

La empresa nació en 1962 con el Campeón, un modelo azul con blanco que fue ideado para hacer deporte en las escuelas, al que se le fueron sumando otros colores. Recordó que su alianza con la cerveza Indio marcó el momento en que Panam comenzó a salir de los patios escolares y comenzó a ser un producto de estilo de vida, con materiales como piel y gamuza, además de integrar botas y calzado femenil.

maria.rodriguez@eleconomista.mx