Los picos de producción, las ventas nocturnas y los fines de semana largos son una ventana al empleo, en caso de que se reformara la Ley Federal del Trabajo al permitir el pago por hora, sin eliminar la jornada de ocho horas, pues se trata de abrir espacios en ciclos específicos que contribuirían a mejorar la productividad de las empresas.

En entrevista, Jaime Cardoso, director de Marketing de la firma Kronos, encargada de la administración de la fuerza laboral de 300 empresas en el país, explicó que las empresas pueden mejorar su productividad y competitividad abriendo espacios a trabajadores con formas flexibles en su contratación, para lo que se requiere modificar la Ley Federal del Trabajo.

Si pudieras tener personas contratadas adicionalmente en turnos pequeños ayudaría a las empresas, pero no lo puedes hacer porque hay una ley laboral que te impide hacerlo y si es posible tener turnos hasta de una hora con una programación laboral, es una de las posibilidades que la ley puede mejorar también la situación en las compañías , explicó.

Esta forma de trabajo ya se ha comprobado en otros países y los ejemplos abundan, un caso específico es el de las tiendas PUMA en Estados Unidos, que contratan personal sólo para horario nocturno los fines de semana.

No es un tema de que quieras contratar a todos por una hora, también habrá empleos de ocho horas que por circunstancias de ventas necesitas tener gente por ese tiempo que se pueden ocupar y así tienes más gente que está viniendo a tu empresa para darle buen servicio y atención , explicó.

Hay dos sectores que se verían enormemente beneficiados: el turismo y el de manufactura.

El sector turismo tiene problemas de control de la fuerza laboral, tiene que correr gente para luego contratarla, pero si hay una buena programación puedes tener una mejor administración de tu gente y dar un mejor servicio al cliente .

[email protected]