La producción económica derivada de la actividad turística en México ya presentaba un débil dinamismo previo a la emergencia sanitaria por el Covid-19.

Durante el 2019 el PIB turístico creció en promedio anual 0.2%, de acuerdo con cifras del Inegi (Instituto Nacional de Estadística y Geografía). Durante el primer trimestre del 2019 se registró una caída anual de 0.6%, para el segundo periodo un avance de 0.3%, en el tercer trimestre el crecimiento alcanzó un 0.5% y en el último trimestre la producción turística cerró con un repunte modesto de 0.7 por ciento. 

En el 2018, el crecimiento del PIB turístico alcanzó una tasa anual de 2.5% mientras que durante el 2017 el avance llegó a un 3.2 por ciento.

El Indicador Trimestral de Actividad Turística refleja la tendencia de desaceleración que ya seguía el sector turístico y que se espera que se agudice de manera importante por efecto de la pandemia

En el desglose de cifras se observó que la producción turística de servicios muestra ligeramente mayor debilidad en relación con la producción de servicios.

Durante el 2019 el PIB turístico exclusivo de bienes creció en promedio 0.5% a tasa anual mientras que el PIB turístico de servicios incrementó apenas 0.2 por ciento. 

Por su parte, el consumo turístico al interior del país también mostró una tendencia a la baja. Durante el 2019 cerró con una ligera caída promedio de 0.02%, en su análisis por periodo, en el primero y último trimestre no presentó variaciones. El consumo interno registró en el segundo trimestre un ligero avance de 0.2% y una contracción de 0.3% en el tercer trimestre del 2019. 

Tanto la producción turística de bienes y servicios como el consumo interno relacionado con el turismo redujeron la fuerza de su crecimiento durante los años recientes, pese a ello, su aportación al PIB continúa siendo una de las más importantes a escala nacional; especialmente en algunas entidades, donde el turismo funge como la principal actividad económica de sus habitantes. 

Entre las proyecciones de instituciones y analistas para el 2020 en el contexto de la paralización parcial de actividades por la pandemia, se espera que el sector turístico sea uno de los más golpeados, junto con otros servicios y el comercio.