Ecuador ofrecerá a empresas nacionales y extranjeras oportunidades en una cartera de 46 proyectos de inversión que involucran más de 30,000 millones de dólares, informó Julio José Prado, ministro de Producción, Comercio Exterior, Inversiones y Pesca de Ecuador.

Dentro de esta cartera destacan la concesión de tres plantas hidroeléctricas; la privatización completa del segundo banco más importante del país, Banco del Pacífico, por el cual se espera recibir entre 500 y hasta más de 700 millones de dólares, y delegar partes operativas y de la gestión de inversiones de la Corporación Nacional de Telecomunicaciones para ampliar la red de Ecuador, sobre todo de telefonía móvil.

“Esto representa 30% del PIB de Ecuador, no se había visto antes una cantidad de proyectos tan importante a disposición del sector privado”, resaltó Prado.

El nuevo gobierno de Ecuador ha revisado sus políticas económicas y comerciales y ahora busca promover la inversión extranjera, los acuerdos de libre comercio y las exportaciones. “Esto abarca el concepto de gestión delegada, hay alianza público-privadas, concesiones de proyectos y privatizaciones”, dijo Prado.

Los proyectos serán presentados este jueves y viernes en la cumbre “Open for Business 2021”.

En particular, el Proyecto Hidroeléctrico Paute-Cardenillo es el último proyecto a ser construido como parte del Complejo Hidroeléctrico Paute Integral, localizado en las estribaciones de la Cordillera Oriental de los Andes a 130 km al noreste de Cuenca, y compuesto por las centrales Mazar, Molino y Sopladora. Tendrá una potencia instalada de 596.5 MW y una inversión del orden de 1,300 millones de dólares.

roberto.morales@eleconomista.mx