Con un pie en la calle, a punto de dejar el Reclusorio Sur, este viernes 17 de marzo, Amado Yañez Osuna, pelea con Citi en los tribunales de Nueva York un daño por 2,600 millones de dólares causado a su antigua empresa Oceanografía SA (OSA) y de otros 1,000 millones de dólares a sus otros negocios.

La respuesta del banco a esta demanda es que consideran que este caso no tiene mérito alguno .

Por lo pronto, en juzgados, está pendiente de resolverse el amparo que Citibanamex presentó en contra de la resolución que no reconoció la mayoría de los créditos que otorgó. Las reclamaciones fueron rechazadas por no poder acreditar las cantidades que se anticiparon contra los pagos recibidos por Pemex.

La salida de la cárcel del empresario naviero será producto de una decisión del Tribunal Unitario en Materia Penal del Primer Circuito y de la magistrada Isabel Cristina Porras Odriozola. El proceso contra el empresario es la conclusión de un ejercicio que se inició luego de que su defensa apeló el auto de formal prisión dictado el 28 de octubre del 2014.

En marzo del 2015, el Tercer Tribunal Unitario en Materia Penal del Primer Circuito confirmó la formal prisión y se inició una demanda de amparo ganada en octubre del 2015 bajo el argumento de que el debido proceso no se había respetado.

El alegato fue que el Magistrado del Tribunal Unitario en Materia Penal del Primer Circuito no explicó situaciones de tiempo, modo y espacio que ligaran al empresario con la autoría material en la presentación de facturas/estimaciones falsas o alteradas.

El amparo fue confirmado el 26 de enero de este año y fue entonces que el Tribunal Unitario en Materia Penal del Primer Circuito, con la magistrada Isabel Cristina Porras Odriozola al frente, solicitó 30 días hábiles que concluyen este viernes para cumplir con el amparo que puede ser la confirmación del auto de formal prisión o la revocación del mismo, lo que traería como consecuencia la terminación de la prisión preventiva del empresario.

Mientras se desahoga el caso en México, el 27 de febrero del 2017 pasado, se presentó la demanda de OSA y Amado Yáñez en contra de Citigroup, ante el Tribunal de Distrito de Estados Unidos para el Distrito Sur de Nueva York. Citigroup es el único demandado; tanto Citibanamex como Pemex son señalados en la demanda como non-party. La demanda fue interpuesta por el abogado Mark Maney de Maney & González Félix PC, de Houston, Texas.

En la demanda se indica que Citigroup inventó la versión de que OSA presentó facturas falsificadas o alteradas en relación con la obtención de los anticipos en efectivo, basada en los trabajos de la naviera para Pemex; con el fin de proteger su imagen y encubrir las irregularidades de Citigroup y de empleados de Citibanamex.

De acuerdo con los demandantes, la compañía fue valuada en el 2013 en 3,500 millones de dólares y hoy vale unos 100 millones.

[email protected]