El empleo formal en el país no ha logrado recuperar las plazas laborales que se cancelaron como consecuencia de la pandemia; en el primer trimestre de este año se generaron 251,977 puestos de trabajo, cifra que supera hasta cuatro veces lo reportado en 2020, pero que está por debajo a lo creado en 2019 y 2018, revelan los datos del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

Tan sólo en el mes de marzo, los empleadores sumaron 88,771 puestos de trabajo, de los cuales 57,844 son de carácter permanente; mientras que 30,927 son temporales; esto es un incremento equivalente a una tasa mensual de 0.4 por ciento.

El IMSS destacó que en los últimos doce meses se registró una disminución de 457,234 puestos, equivalente a una tasa anual de -2.2 por ciento.

La suma de los empleos del primer trimestre de 2021, no alcanzan a cubrir las plazas que se cancelaron tan sólo en el mes de diciembre de 2020, cuando se reportó una baja de 277,800 empleos formales; “y a esto hay que sumarle la demanda de empleo de la fuerza laboral que se incorporar a la Población Económicamente Activa”, señaló José Luis de la Cruz, director del Instituto para el Desarrollo Industrial y el Crecimiento Económico.

De la Cruz detalló que los empleos creados en el tercer mes del año solo reflejan la apertura de algunos sectores, luego del confinamiento, y es también un reflejo de la nula inversión en lo que resta del año, por lo que el mercado laboral se verá muy afectado y sólo podría alcanzar al cierre del 2021 alrededor de 550,000 puestos de trabajo.

De acuerdo con el presidente de la Asociación Mexicana de Empresas de Capital Humano (AMECH), Héctor Márquez, los tres primeros meses del año son clave para la recuperación del empleo, por lo que el pronóstico para lo que resta del 2021 no es alentador, “en este año no se logrará la recuperación de los empleos perdidos por la pandemia”, apuntó.

Vacuna, clave para crecimiento sostenido

Por su parte, Guillermina Rodríguez, subdirectora en el área de Estudios Económicos de Citibanamex, explicó que los más de 88,000 puestos de trabajo de marzo es positivo, pero insuficiente, “aún hay perdidos más de 587,000 empleos; pero sigue la recuperación paulatina”.

En entrevista explicó que un aspecto fundamental para que se mantenga la recuperación, que en promedio en el año será de 100,000 plazas laborales, será la vacuna, “creemos que conforme avance la vacunación y se vea un ritmo más sostenido habrá más certeza para la recuperación económica y con ello el empleo”.

Detalló que hay sectores económicos que empezaron a llamar la atención, por ejemplo el de la transformación, “el cual pronosticamos que es el que más va a repuntar en este año y es probablemente un sector que dirija la recuperación económica. En todo lo que son las manufacturas ya vemos signos claros de recuperación, hay algunas entidades del país -menos afectadas por la pandemia- como Baja California y Chihuahua en las que, con las expectativas de crecimiento de Estados Unidos se ve una ventana de oportunidad y crecimiento y generación de empleo”.

Al respecto, los datos del IMSS indican que los sectores con crecimiento anual en puestos de trabajo son transformación con 1.3%, electricidad y servicios sociales y comunales, ambos con 0.02%. Por entidad federativa, Tabasco, Baja California y Chihuahua continúan con variación anual positiva. Para este mes, se suman a este grupo Nayarit, Zacatecas y Sonora.

En el caso de los sectores con mayores dificultades, como el de la construcción y los servicios, Guillermina Rodríguez destacó que tendrán una recuperación más lenta conforme se empiecen a abrir más las actividades y la distancia social se relaje pudieran generarse más empleos.

Informalidad

Tras señalar que el empleo formal permanecerá con un dinamismo moderado durante todo el 2021, la especialista apuntó que hay varios puntos que se tienen que atender del mercado laboral, incluyendo la informalidad que también se vio afectada por la pandemia.

Al respecto, la Organización Internacional del Trabajo (OIT) expuso en su reciente informe que Latinoamérica corre un grave riesgo de encaminar el empleo a la informalidad, por lo que llamó a los gobiernos para establecer programas que impulsen el trabajo decente.

pilar.martinez@eleconomista.mx