Las mujeres fueron el género más afectado, en términos de empleo, durante la pandemia de Covid-19, aseveró Alicia Bárcena, secretaria ejecutiva de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL).

De acuerdo con datos de la CEPAL, en el 2020 la tasa de ocupación de las mujeres cayó 14.1% en México, mientras que la de los hombres disminuyó 6.5%, dejando entrever las desigualdades entre los géneros.

“Estos impactos tan contundentes nos llevan a que la tasa de participación femenina en México cayó de 44.5% en el 2019 a 40.9% al cierre del año pasado. Nosotros vemos en esto el retroceso de una década”, aseveró en videoconferencia.

Agregó que entre los factores que impactan en la inclusión laboral de las mujeres está el trabajo en casa, el cual varias veces no es remunerado pero al cual las mujeres le dedican más tiempo que sus contrapartes masculinas. Con llegada de la pandemia, dijo, el año pasado se profundizaron los nudos estructurales de la desigualdad de género, por lo que es importante que la recuperación tiene que incorporar a las mujeres en sectores dinamizadores.

Ejemplo de ello son las horas que dedican las mujeres, a la semana, a los cuidados no remunerados. En el 2019 destinaron 19.4 horas a la semana en estos trabajos, mientras que el año pasado aumentó a 25.7 horas.

ana.martinez@eleconomista.mx