Monterrey, NL. El ayuntamiento de Monterrey deshizo el acuerdo para reestructurar la deuda que tenía con el despacho Law Trading & Consulting, quien cobraría una comisión de 63 millones de pesos por actuar como intermediario ante las instituciones financieras.

Cabe recordar que, en los últimos tres meses, la alcaldesa Margarita Arellanes Cervantes se había aferrado en defender la contratación del bróker, pese a que regidores, diputados, Iniciativa Privada y ciudadanos habían manifestado su rechazo por el costo que representaría.

Los regidores Carlota Vargas y Eugenio Montiel fueron los principales opositores, y plantearon la necesidad de conformar una comisión con integrantes del ayuntamiento para reestructurar la deuda por 2,122 millones de pesos que tiene el municipio.

La semana pasada, tanto la alcaldesa como el tesorero Rafael Serna se reunieron en el Distrito Federal con directivos de Banobras e incluso el titular de la tesorería había declarado que la reestructuración de la deuda se daría a través del bróker.

Sin embargo, el sábado 9 de febrero, en una conferencia de prensa de última hora y en donde no se aceptaron cuestionamientos, el Tesorero dio lectura a un documento donde sorpresivamente anunció que ya no utilizaría al bróker para reestructurar la deuda municipal como se había acordado.

La reestructura de uno de los créditos no se podrá dar en los términos y condiciones como la propuesta que el intermediario había ofertado , dijo.

Para el tesorero municipal, el tiempo fue una de las razones fundamentales para dar marcha atrás a la contratación del bróker.

Tomando en cuenta que las condiciones que se acordaron son con base en tiempos para tener resultados, hemos decidido que la renegociación continúe solamente por el personal de la Tesorería de Monterrey , agregó.

TRES MESES

En noviembre del 2012, la alcaldesa de Monterrey anunció un plan para reestructurar la deuda y autorizó la contratación de un bróker para que realizara las negociaciones con los acreedores financieros.

Durante los últimos tres meses, la alcaldesa se encaró durante varias sesiones de cabildo con los regidores de oposición del PRI para defender al bróker, llegando a argumentar que logró una rebaja y que los costos de esos servicios de intermediación serían solamente de 32 millones de pesos.

[email protected]