México descendió dos peldaños en la edición 2018 del ranking de facilidad para hacer negocios del Banco Mundial, el Doing Business, para ubicarse en el sitio 47 de 190 naciones evaluadas por el organismo internacional.

Esta caída resulta de un deterioro en el desempeño del país en rubros como el de pago de impuestos, registro de propiedad y permisos para la construcción.

En el reporte de este año, los expertos del Banco enfatizaron que, entre las economías de América Latina, México destacó junto con Brasil como las economías que ejecutaron una reforma en el año de revisión. La mexicana está encuadrada en el área de obtención de electricidad con la que se busca incrementar la confiabilidad del servicio.

El retroceso de México también evidencia que hay países que se movieron mucho más rápido para facilitar a las empresas un mejor ambiente para hacer negocios.

En el comparativo de las economías latinoamericanas, México destaca como el líder, incluso por encima de Chile, que regularmente está mejor ubicado en los comparativos internacionales, sin embargo, en esta ocasión, ocupa el sitio 55.

De acuerdo con el documento, la calificación obtenida por México fue de 72.27 puntos sobre los 100 que podían alcanzar. Esta notación ubica a México por debajo de los 72.09 puntos alcanzados el año previo, cuando el país ocupó el puesto 47 del conglomerado.

Esto significa que, al paso de un año, México perdió en su afabilidad para hacer negocios, en alguno de los 10 valores que verifica el Banco anualmente para determinar el atractivo del país en estos rubros.

Los valores evaluados son: arranque de negocios; gestión de permisos de construcción; acceso a electricidad; registro de propiedad; facilidad para conseguir créditos; protección de inversionistas minoristas; pago de impuestos; comercio a través de las fronteras; cumplimiento de contratos y solución de insolvencias. Entre todos, donde México se rezagó fue en pago de impuestos, registro de propiedad, permisos para la construcción y solución de insolvencias.

Registro de Propiedad, LASTRE

Para darse una idea del deterioro basta observar que, en el detalle del reporte, son los procedimientos, tiempo que tarda una empresa en registrar su propiedad y el costo, los factores que afectan la calificación. Por ejemplo, explican que en la Ciudad México, que es el modelo que concursa en el listado mundial para hacer negocios en representación del país, el tiempo regular que toma completar el proceso citado es de siete días, con un costo de 561.50 dólares aproximadamente.

Pero si se requiere hacer el trámite urgente, el costo se eleva a 1,123 dólares, lo que acelera el proceso a un día.

Esta información contrasta con el tiempo que tarda el líder mundial, Nueva Zelanda, en el mismo trámite, que es registro de propiedad. El tiempo que tardan en completarlo allá es de “menos de un día”; se hace en un procedimiento en línea. El costo es de 289 dólares en servicio estándar y 389 para un servicio urgente.

construcción e impuestos, una batalla

En el rubro de permisos de construcción, México alcanzó una calificación de 68.28 puntos, que lo ubicarían, en un comparativo mundial, en el sitio 87 de los 190 evaluados.

Si se compara este procedimiento con los de países de la OCDE, que están mejor evaluados, resulta que mientras en México se hacen 15 trámites para conseguir las autorizaciones legales, en los países OCDE son sólo 12.5 procedimientos.

El costo por conseguir los permisos de construcción en México equivale a 11.4% del valor de la construcción y en los países de la Organización, a 1.6%; en el rubro de pago de impuestos, México se ubica en el puesto 115 de 190, es decir, entre los menos amigables con la empresa para cumplir las obligaciones tributarias.

Y es que, en México, un contribuyente debe dedicar aproximadamente 240 horas al año para cumplir con el fisco; un tiempo que contrasta con las 55 horas que le toma a un causante mayor de Luxemburgo completar estas obligaciones.