México propuso a Estados Unidos renovar un acuerdo bilateral sobre el comercio del tomate con un aumento en el precio de referencia de las exportaciones mexicanas y solicitó una respuesta en un plazo breve para dar certidumbre a los mercados.

El 18 de abril de 1996, Estados Unidos inició una investigación antidumping contra las importaciones de tomate originarias de México; pero al margen de sus resultados, se logró un acuerdo entre los gobiernos y los productores de ambos países, el cual se ha renegociado en dos ocasiones y permanece vigente.

Con el pacto, los exportadores mexicanos se comprometen a vender tomates en el mercado estadounidense a un precio que no sea inferior a 0.172 dólares por libra del 1 de julio al 22 de octubre y 0.2169 dólares por libra del 23 de octubre al 30 de junio de cada año.

Pero el 28 de septiembre, Estados Unidos puso fin preliminarmente al acuerdo, a petición de productores de varios estados, sobre todo de Florida, quienes denunciaron prácticas de dumping (precios por debajo de sus costos de producción), mientras que sus competidores al sur de la frontera replicaron que existe una pérdida de competitividad en la producción estadounidense.

Con miras a continuar con el acuerdo, Francisco de Rosenzweig, subsecretario de Comercio Exterior de la Secretaría de Economía, informó ayer que México presentó una propuesta para elevar los precios de referencia 18.4% a las exportaciones mexicanas originarias de campo abierto y 24.56% a las procedentes de agricultura protegida.

De esa forma, los precios quedarían en 0.2036 y 0.2253 para una temporada y en 0.2568 y 0.2702 para la otra temporada.

Buscamos atender las inquietudes expresadas y hemos hecho esta propuesta con una racionalidad técnica, económica y comercial, no política , expresó el Subsecretario.

El tomate es el principal producto agrícola vendido por México en Estados Unidos. En la primera mitad del 2012, los envíos sumaron 1,022 millones de dólares, con una participación de 88.9% de todas las importaciones estadounidenses.

El alza en el precio de referencia que proponemos es entre seis y ocho veces más alta que cualquier otro incremento acordado , agregó Rosenzweig.

[email protected]