México retrocedió seis lugares, del 54 al 60, en el reporte Doing Business 2020, que mide la facilidad para hacer negocios en 190 países.

En la clasificación del reporte del 2017 perdió dos posiciones, en la del 2018 otras dos, y en la del 2019 cinco más, de modo que en el acumulado de los últimos cuatro reportes México descendió 15 puestos.

El reporte, realizado por el Banco Mundial, analiza 10 indicadores que miden el número de procedimientos, tiempos, costos y calidad de regulaciones federales y locales que impactan en el ambiente de negocios para las pequeñas y medianas empresas (pymes).

No obstante las posiciones perdidas, México mejoró su calificación marginalmente, al pasar de 72.09 puntos en el del 2019 a 72.4 en el del 2020.

En forma desglosada, México registró una baja en siete de los 10 indicadores: apertura de empresas (de la posición 94 a la 107), obtención de electricidad (99 a la 106), registro público de la propiedad (103 a la 105), pago de impuestos (116 a la 120), resolución de insolvencia (32 a la 33), obtención de crédito (8 a la 11) y comercio transfronterizo (66 a la 69).

A su vez, mejoró en el indicador de protección a inversionistas minoritarios (de la 72 a la 61) y se mantuvo igual en otros dos indicadores: cumplimiento de contratos (43) y obtención de permisos de construcción (93).

La economía número uno en el ranking fue Nueva Zelandia, seguida de Singapur, Hong Kong, Dinamarca, Corea del Sur, Estados Unidos, Georgia, Reino Unido, Noruega y Suecia. Nueva Zelandia logró una calificación de 86.8 puntos. La diferencia entre la calificación de México y del país mejor evaluado es de 14.4 puntos.

Al mismo tiempo, México se situó en la segunda posición en América Latina, superado por Chile (59). Le siguen en la clasificación Puerto Rico (lugar 65), Colombia (67), Jamaica (71), Costa Rica (74), Perú (76) y Panamá (86). Por su parte, Brasil se ubicó en el sitio 124 y Argentina en el 126.

También, México superó a economías de grandes mercados emergentes: India (63), Vietnam (70) y Sudáfrica (84) y a países de la Unión Europea, tales como Luxemburgo (72) y Grecia (79).

El informe ayudó a inspirar el Índice de Capital Humano (HCI), que se lanzó en las Reuniones Anuales del 2018 en Indonesia. Al igual que Doing Business, el HCI se basa en la idea de que, independientemente de lo compleja que sea un área, con una investigación y una metodología sólidas, se puede medir.

Estos tipos de datos promueven la reforma, no sólo porque son fáciles de analizar, rastrear y actuar, sino también porque aumentan la transparencia y la responsabilidad.

[email protected]