El subsecretario de Hidrocarburos de la Sener, Mario Gabriel Budebo, consideró que la Agencia Internacional de Energía (AIE) debe apoyar el desarrollo de una metodología común para evaluar el potencial del shale gas a nivel mundial.

De acuerdo con un comunicado de la Secretaría de Energía (Sener), Budebo estimó también que sería importante asegurarse de que la explotación de este carburante en México se lleve a cabo siguiendo las más estrictas normas ambientales.

El funcionario expuso lo anterior al participar en el Taller Sobre Reglas de Oro y Perspectivas de Gas no Convencional, organizado por la AIE, el Ministerio de Economía de Polonia y la misma Sener en Varsovia, Polonia.

Durante su intervención, comentó que las estimaciones iniciales y disponibles sugieren que México es el cuarto país con mayores recursos recuperables de shale gas en el mundo.

Indicó que este potencial representa una oportunidad de desarrollo para México, pues se estima que, para producir 150 tcf (trillion cubic feet por sus siglas en inglés) de este gas en los próximos 50 años, serían necesarias inversiones por 450 mil millones de dólares.

Para el desarrollo de estos recursos, dijo, será necesario apoyarse en los nuevos esquemas de contratación derivados de la Reforma Energética de 2008 y, en su caso, dialogar sobre el marco normativo adecuado para asegurar que México se encuentre en condiciones de aprovechar de manera eficiente este recurso.

Aseguró que ello complementaría el esfuerzo del Gobierno Federal por hacer llegar el gas natural a todo el país, a través de la expansión de sistemas de ductos de transporte recientemente anunciada por el presidente Felipe Calderón.

El subsecretario consideró que la explotación de estos recursos no solo eliminaría la necesidad de importar este hidrocarburo, sino que además daría impulso a la industria de la petroquímica, así como a la manufacturera en general, que contarían con un energético amigable con el medio ambiente y de bajo costo.

El shale gas se encuentra en las formaciones de esquisto -un tipo de rocas sedimentarias granuladas, también llamadas lutita y arcilla-, que son una fuente rica de petróleo y gas natural.

klm