México elevará cuatro veces la inversión en investigación y desarrollo de tecnologías de energías limpias en los próximos cinco años para llegar a 310 millones de dólares en el 2020, conforme al compromiso adquirido en la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático (COP-21) celebrada en París, aseguró el secretario de Energía, Pedro Joaquín Coldwell, durante su participación en la inauguración de los trabajos de la reunión Misión Innovación en San Francisco, California.

Con estas inversiones, se desarrollarán los cinco centros mexicanos de innovación en energía (Cemie) existentes: geotérmica, solar, eólica, bioenergía y océano, y próximamente se instalará uno de redes inteligentes y otro en captura de carbono.

El jueves pasado en el 36 Foro de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), que se llevó a cabo en la Secretaría de Relaciones Exteriores, el subsecretario de Electricidad, César Emiliano Hernández Ochoa, detalló que los Cemies existentes para energía eólica, solar, mareomotriz, geotermia y biomasa contaban con una inversión ya programada de 208 millones de dólares (3,728 millones de pesos) por parte del Fondo de Sustentabilidad Energética que administran la Secretaría y el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt).

Por tanto, los nuevos centros que pretenden instalar de redes inteligentes de transmisión de energía y captura de carbono de procesos térmicos (proyecto que ha desarrollado e impulsado el premio Nobel de Química mexicano Mario Molina), cuya licitación se llevará a cabo este año, según la Subsecretaría de Electricidad, requerirán de una inversión conjunta de 102 millones de dólares.

Joaquín Coldwell asiste esta semana también a la Séptima Reunión Ministerial de Energía Limpia (CEM7, por su sigla en inglés), donde se reúnen representantes de 23 naciones.

[email protected]