Las tarifas eléctricas industriales en México son más costosas entre 5 y 10% respecto a las que se ofrecen en Estados Unidos, por lo que aún falta realizar esfuerzos para cerrar la brecha de los precios y lograr una mayor competitividad del sector productivo nacional, reconoció el titular de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), Jaime Hernández.

Al reunirse con integrantes de la Cámara Nacional de la Industria de Transformación (Canacintra), el funcionario informó que nueve centrales de generación eléctrica que operan con gas natural entrarán en función este año, lo cual permitirá bajar las tarifas eléctricas.

En el marco de la reunión del Consejo Directivo Nacional de la Canacintra, Enrique Guillén, su presidente, alzó la mano y le dijo al titular de la CFE que la industria está deseosa de participar en los nuevos modelos de generación eléctrica.

Cuente con nosotros para el desarrollo de proyectos, generación o mantenimiento de la planta de generación del país. Dejo a su consideración estos puntos que permiten el desarrollo económico del país, con la certeza de que trabajaremos de manera conjunta , expresó el líder industrial.

En su presentación, el representante de la CFE destacó el trabajo realizado durante la presente administración de Enrique Peña en la reversión de costos energéticos. Recordó que la brecha de la tarifa de luz para la industria con Estados Unidos era de 84% más alta durante el 2012 y actualmente se ubica entre 5 y 10 por ciento.

Antes de eso vivimos 18 meses consecutivos de bajas significativas y sostenidas en la estructura tarifaria, de manera que si uno comparara la estructura de hoy con la que teníamos en noviembre del 2012, un mes previo al inicio de la administración, prácticamente en todos los segmentos esta tarifa se encuentra más baja en términos reales , explicó Hernández. Ése es un reto, dijo, pero esta brecha cada vez que se cierra significa una noticia para la competitividad de las empresas en el país. Por ello, comentó que nueve centrales que funcionan con gas natural entrarán en operación en los próximos años y como verán, el mapa de gasoductos se conecta con las centrales, la consecuencia es tener condiciones más favorables en precios de energía a partir de optimizar el suministro de combustibles para la generación , destacó el director de la Comisión.

A raíz de la reestructura de la CFE, como parte de la reforma energética, hay nuevos competidores de generación y suministro. Lo que espero ver en el futuro es la vigorosa competencia, que se traduzca en mejores condiciones para los usuarios de energía eléctrica .

Asimismo Jaime Hernández informó a los industriales que se trabaja para revertir las pérdidas de la empresa, que en el 2016 pasaron a 12% de 16% que reportaba en el 2009.

lgonzalez@eleconomista.com.mx