Este año, México cayó del top 20 del Índice de Desempeño frente al Cambio Climático (IDCC), elaborado por el think tank alemán Germanwatch, al ubicarse en la posición 28 con una clasificación moderada, de acuerdo con la versión más reciente de esta herramienta.

En el IDCC 2016, al igual que Japón, México está perdiendo terreno debido a su constante tendencia a la baja, aunque admite que su desempeño continúa siendo bueno.

México es el único país del G20 con una proporción relativamente baja de energías renovables y una tasa de crecimiento negativa.

Hacia la edición de este índice del año pasado, el país ocupó el puesto número 18 en la clasificación general, calificado como una nación con un sector de energía renovable muy poco desarrollado.

Su rendimiento era moderado en la mayoría de las demás categorías y la evaluación de sus políticas internacionales resultaba muy buena.

El índice hizo mención de la Ley General de Cambio Climático aprobada en el 2012, así como a una estrategia nacional acerca del cambio climático, basada en los objetivos de la cumbre de Copenhague. Éstos incluyen una reducción de 30% en las emisiones de CO2 (hasta el 2020) y de la producción de electricidad de fuentes no renovables (hasta el 2024).

Germanwatch apunta que de existir una aplicación efectiva de estas normas, el país subiría en el ranking en los próximos años.

De acuerdo con otra herramienta de medición realizada por el Pew Center, aplicado a 40,000 personas de 40 países diferentes, 74% de los latinoamericanos consideraba al cambio climático como un problema muy serio; en contraste con 25% de las demás personas consultadas.

De la región, Brasil es la nación más preocupada por el medio ambiente, 86% de la muestra consultada; seguido por Chile, 77%; Perú, 75%; Venezuela, 72%; México, 66%, y Argentina, con 59 por ciento.

[email protected]