México y Canadá anunciaron que apresurarán los trámites para imponer represalias conjuntas por 1,017 millones de dólares anuales contra Estados Unidos, luego de que la Organización Mundial de Comercio (OMC) determinó ese monto en un caso sobre etiquetado de carne.

En forma desglosada, a México se permitirá la suspensión de beneficios por 227.75 millones de dólares, mientras que el monto correspondiente de Canadá fue de 789 millones de dólares.

Esta medida de represalia se pondrá en marcha a la brevedad y se mantendrá vigente hasta que Estados Unidos cumpla con sus compromisos internacionales en la OMC y elimine la medida de COOL en su totalidad. Además, México utilizará el mecanismo de carrusel para la rotación de productos conforme lo estime conveniente , dijo la Secretaría de Economía, en un comunicado.

Los dos países afectados solicitaron una reunión especial para el próximo 18 de diciembre ante el Órgano de Solución de Diferencias de la OMC, en Ginebra, Suiza, para solicitar la autorización formal de subir los aranceles.

La Secretaría de Economía agregó que el gobierno de México inició los procedimientos internos necesarios para aplicar la suspensión de beneficios en contra de importaciones de productos agrícolas e industriales de Estados Unidos, entre los que se consideran manzanas, lácteos, bebidas alcohólicas y productos de higiene personal.

Si el Senado de Estados Unidos no toma medidas inmediatas para derogar el etiquetado COOL de carne de bovino y cerdo, Canadá tomará rápidamente medidas para tomar represalias , dijeron Chrystia Freeland, ministro de Comercio Internacional, y Lawrence de MacAulay, ministro de Agricultura, de Canadá, en un comunicado conjunto.

El etiquetado COOL obliga a los empacadores a identificar dónde los animales nacieron, se criaron y fueron sacrificados, información que es impresa en los paquetes de carnes de res y cerdo y otros productos. Las etiquetas dicen: Nacido en México, criado y sacrificado en Estados Unidos .

La OMC concluyó que el etiquetado exige una mayor segregación de la carne y el ganado según el origen; supone una carga mayor en materia de mantenimiento de registros e incentiva a optar por el ganado nacional con preferencia al importado.

Estamos decepcionados con esta decisión y su potencial impacto en el comercio entre los socios vitales de América del Norte , comentó Tim Reif, consejero general de la Oficina del Representante Comercial de Estados Unidos.

En el 2014, las exportaciones mexicanas de becerros al mercado de EU sumaron 648,000 cabezas, por un valor de 419 millones de dólares.

Al anticipar que incorporará nuevos productos con el mecanismo de carrusel, el gobierno de México busca aumentar el número de aliados entre productores y congresistas de EU que exijan el cumplimiento de reglas de la OMC.

Asociaciones pedirán a senadores convertir sello cool en voluntario

Firmas de EU cabildean para evitar represalias de México

Decenas de asociaciones de Estados Unidos cabildean para que el Congreso de su país modifique o elimine el etiquetado COOL, el cual viola las reglas de la Organización Mundial de Comercio (OMC) y ha afectado las exportaciones de becerros y otros productos de México y Canadá.

Este posicionamiento ocurre ante la inminente posibilidad de que México y Canadá eleven los aranceles a las importaciones de los bienes producidos por las empresas adheridas a esas asociaciones, como represalia por el incumplimiento de Estados Unidos (EU) a las normas de la OMC.

Destacan las asociaciones: United States Cattlemen’s Association, US Apple Association, US Dairy Export Council y American Beverage Association. En una carta abierta emitida el 20 de noviembre, la United States Cattlemen’s Association urgió a sus agremiados a contactar a sus respectivos senadores para que no revoquen, sino mantengan el etiquetado COOL, pero volviéndolo voluntario y no obligatorio.

Las represalias contra los productos lácteos llegarían en un momento particularmente difícil para nuestra industria, dado el mercado lácteo mundial deprimido , dijo James Mulhern, presidente y director general de la National Milk Producers Federation, en otra misiva lanzada el mes previo.

De manera individual, junto con integrantes de la Corn Refiners Association, las empresas exportadoras de frutuosa a México, Archer Daniels Midland Company, Cargill, Incorporated y Tate & Lyle Americas, han hecho pública su oposición a mantener el sistema actual del etiquetado COOL.

La Secretaría de Economía anunció que inicialmente elevará, como represalia, los aranceles a las importaciones de ciertos bienes agropecuarios y perecederos originarios de EU.

Contra el sello COOL, han cabildeado además las empresas Campbell Soup Company, Nestlé USA, PepsiCo, The Coca-Cola Company, Herbalife, The Hershey Company, Mars, Tyson Foods, Kellogg Company, Kraft Foods Group y Unilever.

[email protected]