Los visitantes del Museo Mercedes-Benz se toparán con una insólita imagen: un Porsche 550 Spyder como el actor principal de uno de sus pabellones. Esta exhibición responde a un gesto de amistad y colaboración entre los museos de Mercedes y Porsche.

La razón es el décimo aniversario del Museo Porsche por lo que los empleados de la marca de deportivos tendrán acceso gratuito a las instalaciones de la galería de Mercedes-Benz.

"Enviamos nuestras sinceras felicitaciones al Museo Porsche y esperamos que nuestro aliado continúe siendo tan exitoso como lo ha sido hasta la fecha", mencionó al portal de Mercedes-Benz, Christian Boucke, director de la división Mercedes-Benz Classic.

Para obtener este beneficio, que estará vigente del 31 de enero al 10 de febrero de este año, los colaboradores solo requieren presentar la identificación que los acredita como empleados de Porsche.

Al investigar la historia de ambos fabricantes es fácil encontrar signos de cooperación. Uno de ellos es que los visitantes que presenten su boleto de acceso a uno de estos museos obtendrán un descuento de 25% al ingresar al otro.

La vinculación entre Mercedes-Benz y Porsche se remonta a 1906 cuando Ferdinand Porsche fue nombrado Director Técnico de la empresa llamada en ese momento Austrian Daimler-Motoren-Gesellschaft (DMG). En 1926, luego de la fusión con Benz & Cie para conformar la que hoy conocemos como Daimler-Benz, Porsche asumió el puesto como miembro del Comité Ejecutivo y asumió la responsabilidad general conjunta del desarrollo de vehículos con Hans Nivel.

El Museo Mercedes-Benz se encuentra en Stuttgart, Alemania, y abre sus puertas de martes a domingo de 9 de la mañana a 6 de la tarde. La entrada tiene un costo de 10 euros.

abr