El valor del mercado de juguetes y juegos tradicionales en el país creció 35.7% en el periodo 2009-2014, lo que equivale a una expansión anual promedio de 6.3% y le permitiría alcanzar 2,432.5 millones de dólares para el cierre de este año, pronosticó la firma de investigación de mercados Euromonitor International.

La demanda de juguetes en México es muy elástica. El crecimiento de las ventas en los próximos cuatro años dependerá en gran medida de los resultados económicos del país. El continuo crecimiento del PIB ayudará a aumentar las ventas de los juguetes en México, pero las presiones del tipo de cambio contra el dólar tendrán un impacto negativo a corto plazo , opinó Alixa Sharkey, analista de investigación de la firma.

De acuerdo con Euromonitor, en el 2010 este mercado tenía un valor (medido en precios corrientes) de 1,950.8 millones de dólares. La firma pronostica que para el 2019, este nicho podría alcanzar 2,721.8 millones de dólares (medido en precios constantes).

Sin especificar su porcentaje de participación, Euromonitor precisa que el ranking 2014 en los juguetes y juegos tradicionales está liderado por la firma Mattel (dueña de marcas como Barbie, Monster High, Max Steel o Fisher Price); en la segunda posición se encuentra Hasbro (Play-Doh, Playskool, Monopoly y Twister); Edacom (distribuidor de Lego) en la tercera posición; mientras que Mega Bloks Latinoamérica y Spin Master de México están en el cuarto y quinto lugar, respectivamente.

Las categorías dentro de los juguetes y juegos tradicionales que están viendo el mayor crecimiento siguen siendo los juguetes de construcción y figuras de acción. Los primeros se han beneficiado de varios años de crecimiento de dos dígitos en gran parte gracias a Lego, mientras que las licencias continúan generando ventas, especialmente en el mercado de figuras de acción , puntualizó Sharkey.

Prospectiva

A nivel global, uno de los conductores de la industria del juguete en los próximos años será la influencia del mercado Millennial, es decir de los jóvenes de entre 15 y 35 años (que en México representan casi el 40% de la población), que en una cantidad significativa se están convirtiendo en padres y con ello incidiendo con sus particulares preferencias de consumo y disposición a gastar en juguetes.

Se trata de un grupo de edad con una mayor propensión a gastar en juguetes, aunque también es una generación con nuevas necesidades, como las vinculadas con los espacios, cada vez más escasos para habitación, por lo que la practicidad juega un rol fundamental.

En los viejos tiempos tenías grandes cosas plásticas todas regadas en una habitación, pero las jóvenes mamás Millennials están viviendo en espacios pequeños, por lo que desean tener la capacidad de empacar fácilmente los juguetes y almacenarlos en lugares reducidos , dijo John Frascotti, presidente de Hasbro en la feria del juguete de Nueva York a mediados del año.

Por otro lado, la industria lucha por reinventarse ante la creciente sofisticación de los niños y su proclividad a jugar con aparatos electrónicos y videojuegos cada vez a edades más tempranas, en detrimento de los juguetes tradicionales.

La variedad de ofertas de entretenimiento se ha expandido y los ciclos de vida de los juguetes tradicionales se han acortado a medida que los niños se mueven a ofertas más sofisticadas a edades cada vez más tempranas. A esto se le conoce como niños que maduran cada vez más jóvenes , apunta Hasbro en su último reporte anual.

Las tendencias para ?el cierre del año

En la elección de los juguetes que los niños querrán esta Navidad y Reyes Magos, los padres de familia se han dado a la tarea de buscar las preferencias de los pequeños del hogar.

De la reciente película de la saga de la película Star Wars, Lego les presenta un gran surtido de productos siendo las preferidas las naves espaciales con personajes del filme incluidos.

El Twister Moves, de Hasbro, es para la diversión de dos personas y presentan cuatro niveles de dificultad. Los niños de seis a 10 años que piden El Pastelazo, cuyo mecanismo acciona una manita, cubierta de crema batida, y al jugarlo la sorpresa en tener la cara con dicha crema.

Del filme The Avengers están los superhéroes, máscaras y aditamentos que quieren los infantes, y los autos a control remoto como el Spider Raptor y el RC Gwolf.

Entre las preferencias están el patín motorizado Electric Scooter con pila recargable de Avalancha y en su versión para niñas se inclinan por el Trix200 que tiene en el mercado Apache.

Barbie peinados brillantes y en su versión peinados multicolor son de las favoritas, además de su autolavado, un automóvil con la posibilidad de decorarlo varias veces así como el diario secreto de la emblemática muñeca cuyo mecanismo para abrirlo es la voz de la pequeña.

La novedad en artículos para jugar se encuentra la patineta eléctrica Wave con dos modelos: todo terreno y versión austera. Es la petición de niños y adultos pues requiere de amplía destreza en equilibrio para disfrutarla. El artículo cuenta con batería para una duración de cinco horas y puede soportar un peso de 35 kilos y tiene un costo 11,109 pesos.

De acuerdo con los padres de familia consultados en la expo Tus Juguetes en el WTC, para equilibrar los gastos que implica satisfacer los gustos de los pequeños. La mejor opción es comprar tres o cuatro juguetes que sumen entre 1,300 a 1,500 pesos por niño. Y no inclinarse por comprar un solo artículo que sobrepase ese límite de dinero destinado.

En el Centro de Exposiciones del World Trade Center se ubican 65 proveedores de la industria juguetera en un espacio de 8,000 metros cuadrados. La muestra concluye el 6 de enero próximo. (Con información de Edna Herrera)

[email protected]