La actividad económica de México mantendrá un ritmo de crecimiento saludable en los primeros meses del 2013, anticipó el Instituto Mexicano de Ejecutivos de Finanzas (IMEF).

El Indicador IMEF Manufacturero ajustado por estacionalidad registró en enero un incremento de 0.9 puntos respecto del mes anterior, ubicándose en 53.3 puntos.

El Indicador varía en un intervalo de cero a 100 puntos y el nivel de 50 puntos representa el umbral entre una expansión (mayor que 50) y una contracción (menor que 50), de la actividad económica, sin proporcionar información específica sobre la magnitud de los cambios esperados.

El incremento en enero del Indicador IMEF Manufacturero, reflejo cercano del sector exportador de manufacturas, sugiere que este sector podría mostrar un mejor dinamismo comparado con la moderación observada a mediados del 2012 , indicó en su reporte mensual.

Las exportaciones manufactureras de México durante el 2012 abarcaron 81.4% del total de sus ventas de mercancías y presentaron una subida interanual de 8.4%, para llegar a 301,993 millones de dólares.

El Comité Técnico del Indicador IMEF destacó que el entorno económico global se mantiene como el factor de riesgo más importante para el crecimiento económico.

En Estados Unidos, a pesar del acuerdo alcanzado para evitar el abismo fiscal todavía existe incertidumbre en torno de la aprobación del límite de endeudamiento del sector público y la economía muestra señales mixtas.

En enero, el Indicador IMEF No Manufacturero ajustado por factores estacionales tuvo una caída de 0.4 puntos con respecto al mes anterior, para ubicarse en 53.2 puntos.

Apuntando más hacia el mercado local, este indicador tuvo a su interior resultados mixtos: con alzas en nuevos pedidos (0.2 puntos) y producción (0.6 puntos), y caídas en entrega de productos (2.1 puntos) y empleo (2.0 puntos).

rmorales@eleconomista.com.mx