Durante el 2015, la generación de empleos formales disminuyó 9.8% a 644,446 plazas, impactada por una fuerte cancelación de plazas laborales durante el último mes del año, de acuerdo con cifras reportadas por el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

Durante el mes de diciembre se registró la baja de 303,714 puestos de trabajo, lo que representa la peor pérdida de empleo para un mes de diciembre desde el 2008, revela el reporte del organismo.

Acorde con lo anterior, en el último trimestre del año el crecimiento del número de empleos formales se desaceleró a 4% desde el nivel de 4.4% del tercer cuarto del año; sin embargo, aún se mantiene por arriba del crecimiento de la economía, ubicado en 2.4% hasta el tercer trimestre del 2015.

No obstante, el IMSS informó: La creación de empleo de los dos años anteriores nos lleva a un total de 1 millón 821,990 empleos, lo que convierte al primer trienio de esta administración en el mejor en la historia .

La pérdida de empleo que se registró al cierre del año echó abajo la posibilidad de llegar a la cifra histórica de 18 millones de trabajadores afiliados al IMSS para cerrar en 17 millones 884,003, de las cuales el 86% son plazas permanentes y 14% son de carácter eventual.

Eventuales sufren en diciembre

La cancelación de fuentes de empleo se presentó de manera más pronunciada en el caso de los trabajos eventuales, con el cierre de 166,485 plazas laborales, esto significa que las empresas no tienen la certeza de contratar o incorporar de manera permanente a sus trabajadores en su plantilla laboral y sólo se trataron de plazas que ayudaron a cubrir el incremento de trabajo que se registró en el último trimestre del año , comentó Arleth Leal, asociada directora de Red Ring.

En lo que respecta al empleo permanente la caída fue de 137,229 plazas, que, de acuerdo con el ?IMSS, este comportamiento obedece a factores estacionales que se registran en todos los cierres del año .

Considerando el empleo por sector, el que mayor pérdida registró fue la industria extractiva, con menos 4.6%; le siguió la eléctrica, con menos 0.4%, mientras que el sector que salvó la generación de empleo se dio en el agropecuario, con una generación anual de 6.3%; el de transportes y comunicaciones fue de 5.5%; el de transformación fue de 5.0%, y el de servicios para empresas alcanzó 3.9 por ciento.

Los estados que tuvieron un comportamiento positivo fueron Baja California Sur y Quintana Roo, con un aumento de 9.1 y 7.6%, respectivamente; en tanto, Tabasco perdió 6.9%; Campeche, 5.7%, y Veracruz, 1.4 por ciento.

[email protected]