José Manuel Madero, presidente y director general de la Región Latinoamérica Norte de Monsanto –empresa de semillas más grande del mundo-, afirmó que existe el compromiso para que, en el mes de noviembre, sean aprobadas las primeras siembras comerciales de maíz genéticamente modificado en el estado de Sinaloa.

Luego de tres años de que se otorgó el primer permiso para iniciar siembras experimentales, existen las posibilidades de que sea el norte del país en donde se realicen las siembras de maíz transgénico en más de 1 millón de hectáreas.

El gobierno mexicano estableció en la Ley de Bioseguridad de Organismos Genéticamente Modificados pasos previos a aprobar cualquier comercialización de maíz, para lo cual las grandes empresas, como Monsanto, tienen que pasar por las fases: experimental, piloto y comercial.

Entrevistado en el marco de la expo agrícola de Iowa, Estados Unidos, Farm Progress Show, afirmó que con la cosecha piloto nos dimos cuenta de que la biotecnología genera muchísimo valor para el agricultor y tenemos que poner esa tecnología en manos de los agricultores de Sinaloa. Mi expectativa es que en mayo o junio del 2013 estemos en fase comercial en todo el norte del país .

ESTABLECEN PLAN MAESTRO

Madero aseguró que ya se establecieron acuerdos con sectores público, privado y el sector social para establecer un plan maestro de maíz que -igual que el establecido en el 2011 de algodón- busca que México sea autosuficiente en el 2020. Esto incorpora tres pilares, principalmente: uno que tiene que ver con tecnificación (incrementar en 1 millón de hectáreas la tecnificación del campo); la segunda, incorporar la biotecnología agrícola (diferentes tipos de genes: control de malezas y control de insectos aéreos y subterráneos y, posteriormente, el gen de sequía que en el 2013 saldrá en EU), y por último, la incorporación de infraestructura.

[email protected]