La aerolínea alemana Lufthansa anunció este domingo la suspensión de sus vuelos a Venezuela a causa de la crisis económica y del control de cambios de divisas vigente en el país, afectado por la caída de los precios del petróleo.

"Hemos decidido suspender a partir del 17 de junio los vuelos entre Fráncfort y Caracas hasta nueva orden", indicó a la AFP un portavoz de la compañía. Lufthansa cubre actualmente tres vuelos semanales a la capital venezolana.

NOTICIA: Aerolíneas reducen vuelos a Venezuela

"Esta decisión se debe a la difícil situación económica y al hecho de que no sea posible transferir las divisas extranjeras fuera del país", debido al control de cambio que se introdujo en los últimos años y que impide a las empresas extranjeras convertir sus ingresos locales en dólares para después repatriarlos, añadió el portavoz.

Por ahora no prevemos el cierre de nuestra oficina central de Caracas. No nos vamos del país. Queremos seguir atendiendo a nuestro clientes en Venezuela .

Venezuela dispone de las mayores reservas de petróleo del mundo pero se ve actualmente afectado por la caída de los precios del crudo, que aporta el 96% de las divisas. El gobierno tomó varias medidas de restricción de movimiento de capitales.

NOTICIA: Aerolíneas tienen retenidos 3,700 mdd en Venezuela

Esta crisis se traduce en escasez de productos básicos, de los que Caracas ya no puede pagar la importación, obligando a los venezolanos a esperar durante horas delante de los supermercados y a soportar la peor inflación del mundo, a un 180% al año en 2015.

En este contexto, el presidente Maduro se enfrenta a una fuerte presión de la oposición, que quiere organizar para finales de año un referéndum para revocarlo, apoyándose en el descontento popular.

La aerolínea operaba ininterrumpidamente en el país desde 1971 y actualmente ofrecía tres vuelos entre Caracas y Frankfurt, lo que significó una drástica reducción de sus operaciones, pues en los mejores tiempos contó con siete frecuencias semanales.

NOTICIA: Venezuela extiende por dos semanas jornada laboral de dos días

Además, había disminuido la cantidad de asientos en la ruta al incorporar un equipo más pequeño que el que usaba normalmente. La medida no fue exclusiva de esta compañía. Otras aerolíneas internacionales establecidas en Venezuela siguieron el mismo camino, buscando no aumentar más la deuda en dólares por venta de pasajes al tipo de cambio oficial. De hecho, la mayoría de boletos al exterior, salvo los que ofrecen las empresas venezolanas, se comercializan en dólares y para adquirirlos es necesario contar con una tarjeta de crédito internacional.

A finales del 2015, la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (Iata) informó que la deuda en divisas del Gobierno venezolano con las aerolíneas extranjeras que operan en el país ascendía a 3,750 millones de dólares.

undefined

(Con información de El Mundo / Venezuela)

abr