Delegados de gobiernos, empleadores y trabajadores que atienden a la 100ª Conferencia de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), adoptaron, por primera vez en la historia, normas laborales internacionales destinadas a mejorar las condiciones de vida de al menos 100 millones de trabajadoras y trabajadores domésticos en el mundo.

Después de varios debates desde hace dos años, la OIT logró que por primera vez llevamos el sistema de normas de la OIT a la economía informal y este es un acontecimiento de gran importancia , dijo el Director General de la OIT, Juan Somavia. Se ha hecho historia , agregó.

Los delegados aprobaron el Convenio sobre las Trabajadoras y Trabajadores Domésticos por 396 votos a favor, 16 votos en contra y 63 abstenciones, y la Recomendación que lo acompaña por 484 votos a favor, 8 votos en contra y 42 abstenciones.

En un comunicado el organismo de las naciones unidas informó que las nuevas normas se convertirán en el Convenio 189 de la OIT y la Recomendación 201 desde que fuera fundada la Organización en 1919. El Convenio es un tratado internacional vinculante para los Estados miembros que lo ratifiquen, mientras que la Recomendación ofrece una guía más detallada sobre la forma en que el Convenio puede ser llevado a la práctica .

Cabe destacar que 183 naciones son miembro de esta organización tripartita, por lo que se espera que tenga un gran alcance esta nueva norma, ya que millones de trabajadoras y trabajadores domésticos del mundo que se ocupan de las familias y los hogares podrán tener los mismos derechos básicos que otros trabajadores .

De tal manera que se espera que incluya horas de trabajo razonables, descanso semanal de al menos 24 horas consecutivas, un límite a los pagos en especie, información clara sobre los términos y las condiciones de empleo, así como el respeto a los principios y derechos fundamentales en el trabajo, incluyendo los de libertad sindical y negociación colectiva.

De acuerdo con estimaciones recientes de la OIT basadas en estudios o censos nacionales de 117 países el número de trabajadoras y trabajadores domésticos en el mundo es de al menos 53 millones.

Los especialistas consideran que debido a que este tipo trabajo se realiza a manudo en forma oculta y sin registros, el total podría ser de 100 millones de personas. En los países en desarrollo representan entre 4 y 12% del empleo asalariado. Alrededor de 93% son mujeres o niñas, y muchas son migrantes .

RDS