Una vez que se concretó la candidatura plurinominal de Mario Sánchez Ruiz para Diputado federal por el PAN, se activa automáticamente el proceso interno para renovar la Presidencia del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), en la cual ya hay varios suspirantes.

Sánchez Ruiz coqueteó durante varias semanas con la posibilidad de ampliar su Presidencia hasta después de las elecciones federales del 1 de julio, pero al final se definió por buscar una curul en San Lázaro.

Con ello, se abre la puerta para que arranque la contienda, donde el dirigente de la Confederación de Cámaras Industriales (Concamin), Salomón Presburger, y el de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), Gerardo Gutiérrez Candiani, buscan con todo convertirse en el próximo Presidente de la máxima cúpula empresarial.

Se prevé que las elecciones para suceder a Mario Sánchez se realicen en mayo y con ello se tome posesión en el marco de la Asamblea General Ordinaria en junio.

Salomón Presburger afirmó que está listo para aspirar a la candidatura por la máxima cúpula empresarial, ya que entregará la estafeta a los industriales el 30 de marzo próximo, cuando deje la Presidencia al candidato de unidad de la Concamin, Francisco Funtanet Mange.

Esperaré los tiempos que marquen, no quiero anticiparme... pero sí hay interés , expresó a El Economista.

Al consultar a Gerardo Gutiérrez, dijo: Es momento de mandar mensaje de mucha unión del sector privado, donde el sector empresarial está comprometido con los empresarios y la sociedad mexicana. Hay que esperar a ver qué dicen los estatutos, los tiempos y los requisitos que hay que llenar y con base en ello, cuando nuestros órganos de gobierno definan tiempos, momentos, cuáles son los perfiles, evaluaremos la idea de competir .

PARTICIPACÓN CIUDADANA

A través de un comunicado emitido por el CCE, Mario Sánchez expresó: Los empresarios han decidido impulsar todos aquellos liderazgos que detonen los cambios que -desde hace años- la sociedad demanda, independientemente del partido político que abra estos espacios .

Los empresarios somos ciudadanos y, de acuerdo con el marco legal vigente, la única forma en que la sociedad puede influir en un ámbito de representación popular es a través de los partidos. Contar con un espacio en el Congreso es una oportunidad de sumarnos al ámbito en el que hoy se toman las decisiones que puedan generar los cambios que el país necesita , comentó.

[email protected]