La construcción de la refinería de Dos Bocas, en Paraíso, Tabasco, se dividirá en seis paquetes de equipos que se licitarán a finales de este mes, aseguró la secretaria de Energía, Rocío Nahle, durante su participación en la ceremonia de inicio de los trabajos de esta obra que tendrá un costo estimado de 8,000 millones de dólares y una capacidad de 340,000 barriles diarios.

Según la funcionaria, desde diciembre comenzó la planeación de esta obra y ya se realizaron estudios hidrológicos, topográficos, de sitio, mecánica de suelos, sismológicos, muestreos de agua y aire.

Así, pretenden iniciar en julio con la procura de los equipos más grandes de este nuevo centro cuya capacidad equivaldrá a 21% de la capacidad actual del país, con la promesa de que arrancará con operaciones en tres años.

Por su parte, el presidente Andrés Manuel López Obrador garantizó que las empresas podrán participar con piso parejo, sin moche ni influyentismo como sucedió en el caso Odebrecht.

“Acabo de hablar con los representantes de la empresa holandesa (Van Oord) que ganó la primera licitación (para el acondicionamiento del terreno) y les decía: ‘Lo que queremos es que actúen de manera responsable y con honestidad, eso es lo que queremos, porque hay muy malas experiencias’. Ahí está el lamentable caso de Odebrecht. Que las empresas puedan participar. Van a tener todo el apoyo, todo el respaldo. Piso parejo, no va a haber influyentismo, no se va a pedir moche para entregar contratos”, expresó en la sede de la Administración Portuaria de Dos Bocas.

El mandatario federal indicó que la obra contará este año con un presupuesto de 50,000 millones de pesos, y cantidades similares en el 2020 y el 2021. “Somos perseverantes y nos gustan los desafíos; la vamos a construir, ¡Me canso ganso!”, expuso. Estimó que desde el inicio de la construcción de la refinería se crearán 20,000 trabajos.

Permisos ambientales, en proceso.

En materia ambiental, Rocío Nahle aseveró que ya se cuenta con la manifestación de Impacto Ambiental para los trabajos de dragado y ampliación que arrancan este domingo bajo el resolutivo SGPA/DGIRA/DG 07172 que emite la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales. Con esto, es legalmente posible continuar con la preparación del sitio, aunque la construcción de la refinería requiere un permiso diferente.

Al respecto, el Centro Mexicano de Derecho Ambiental (Cemda) explicó en un comunicado que, desde el 15 de octubre del 2015, la Dirección General de Impacto y Riesgo Ambiental (DGIRA) de la Semarnat evaluó una Manifestación de Impacto Ambiental (MIA), modalidad regional, correspondiente al proyecto Ampliación del Puerto Dos Bocas, Paraíso, Tabasco, promovida por la Administración Portuaria Integral de Dos Bocas, Tabasco, misma que obtuvo una autorización favorable condicionada. La autorización mencionada consideraba poder llevar a cabo reparación y prolongación del rompeolas; prolongación de espigones; construcción de un muelle petrolero y muelle poniente; obras de dragado, entre otras actividades.

Además, el pasado viernes 24 de mayo la misma Administración Portuaria solicitó a la DGIRA hacer modificaciones al mismo proyecto, las cuales consisten en el aumento del volumen y profundidad del dragado. El 30 de mayo, la DGIRA autorizó la modificación solicitada para el aumento de la profundidad del dragado y para el incremento de la superficie del dragado de la construcción de la dársena comercial e industrial.

“Destacamos que no se da autorización alguna para construir una refinería”, indicó el Cemda.

Al respecto, Nahle aseveró que continúa el acercamiento con la ASEA para el estudio técnico justificativo y en 17 días se estará iniciando en ventanilla el trámite para el estudio de riesgo ambiental con lo que iniciará el proceso de estudio y posible aprobación de la Manifestación de Impacto Ambiental, obligatoria en la Ley de Hidrocarburos para que inicie la construcción de una refinería.

El director de Pemex, Octavio Romero Oropeza, dijo que el Consejo de Administración aprobó en diciembre del 2018 el desarrollo y modelo de negocios de la refinería, como parte del planteamiento estratégico institucional de Pemex Transformación Industrial, que se deriva del plan de negocios.

Equipos que se incluirán en los paquetes

Primero

  • Planta combinada
  • Coquizadora de productos

Segundo

  • Planta hidrodesulfuradora de diesel
  • Planta hidrodesulfuradora de gasóleos
  • Planta hidrodesulfuradora de naftas
  • Reformadoras de naftas

Tercero

  • Planta de desintegración catalítica
  • Planta de isomerización de butanos, pentanos y hexanos
  • Recuperadora de azufre
  • Productora de hidrógeno
  • Planta de alquilación

Cuarto

  • Plantas de aguas amargas fenólicas y no fenólicas
  • Regeneradoras de aminas
  • Tratamiento de gases

Quinto

  • Equipos de almacenamiento y manejo de productos

Sexto

  • Construcción de servicios e integración de las plantas, edificios y urbanización interna

Licitación en refinería

Impugnación en contrato, válida: CMIC

El presidente de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC), Eduardo Ramírez, consideró que el consorcio liderado por la empresa Boskalis estaba en todo su derecho de impugnar la asignación del contrato para la conformación de plataformas para la nueva refinería en Dos Bocas, y que por el buen desarrollo y transparencia de la misma, las autoridades tienen que dar una pronta y adecuada explicación.

Sin embargo, dejó en claro que la holandesa Van Oord (a quien se adjudicó un proceso de invitación restringida por 4,968.9 millones de pesos) cuenta con la experiencia suficiente para hacer los trabajos, y en el grupo de constructoras de su socio, Huerta Madre, también existe la experiencia. “En la parte principal del contrato se eligió a una empresa que no es improvisada y cuenta con los equipos necesarios. Además, se cumplió con el requerimiento de participación de firmas locales, como lo hemos solicitado”, comentó en entrevista.

La semana pasada, se hizo público que la también holandesa Boskalis decidió impugnar el proceso asignado el 24 de mayo al solicitar un recurso de reconsideración.

Entre los argumentos presentados están: la reciente creación del grupo Huerta Madre, el poco tiempo para la evaluación de las empresas y las modificaciones a las bases.

“Tenemos entendido que las firmas mencionadas (que forman parte de Huerta Madre) representan a otras que ya tienen experiencia, aunque debo decir que no necesariamente todas están afiliadas a nuestra cámara”, consideró Ramírez. (Alejandro de la Rosa)

[email protected]