En la elaboración de las bases de licitación de frecuencias para televisión no hay fecha legal específica para su entrega. Y, pese a que se tiene la intención de tenerlas listas lo antes posible, es un proceso en el que no se puede sacrificar la excelencia por la premura, asegura Gonzalo Martínez Pous, comisionado de la Comisión Federal de Telecomunicaciones (Cofetel).

En agosto pasado, Mony de Swaan, comisionado presidente de la Cofetel, suscribió un acuerdo con la Comisión Federal de Competencia (CFC), la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) y la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) para tener lista, en el ámbito de sus facultades, la convocatoria y las bases de licitación para las frecuencias de TV antes del próximo 30 de noviembre.

Por principio de cordialidad y compromiso de una fecha, hay la intención de tenerlas a más tardar el 30 de noviembre, hay ánimo interno. La fecha no responde a ninguna disposición legal; lo fundamental es que esté bien estructurado y completo porque por apurarse mucho, luego se pueden generar más detalles en lo jurídico , dijo Martínez Pous.

El funcionario explicó a El Economista que la licitación de frecuencias para televisión puede ser un proceso altamente impugnable; por ello, la elaboración de las bases de licitación debe ser un procedimiento eficiente, efectivo y perfecto.

La elaboración de las bases debe estar exenta de errores porque nunca se han licitado frecuencias de televisión y debemos estar seguros de que un procedimiento tan complejo esté bien estructurado. Se está avanzando a paso firme todos los días. No hay una fecha fatal pero sí hay el espíritu de sacarlo lo antes posible , dijo el Comisionado del órgano regulador.

PROYECTO DE CONCESIONAMIENTO, EN AJUSTE

El junio pasado, Martínez Pous presentó el proyecto de concesionamiento de frecuencias de televisión abierta que incluía elementos técnicos, jurídicos y económicos.

Al respecto, comentó que la Unidad de Radio y Televisión de la Cofetel ha trabajado en hacer una propuesta de ajuste y, una vez que se presente al Pleno y se apruebe el anteproyecto de bases para la licitación, se enviará a la CFC para que ésta se pronuncie al respecto.

Reiteró que al interior de la Cofetel existe el ánimo de cumplir con el compromiso de tener las bases de licitación antes del 30 de noviembre; sin embargo, es algo aspiracional que se trate de poner los incentivos para que suceda rápido si están para esa fecha sería bueno, sino lo más rápido que se pueda pero sin sacrificar ningún detalle y evitar litigios .

cjescalona@eleconomista.com.mx