Con la reciente Ley de Asociaciones Público Privadas se podrían detonar inversiones por lo menos de 240,000 millones de pesos los dos años siguientes a la publicación de su reglamento, consideró el representante Jurídico y Fiduciario de Grupo Financiero Invex.

Son las estimaciones que se han hecho con base en proyectos contemplados en el Plan Nacional de Infraestructura aunque es claro que se trata de una herramienta que abre una nueva oportunidad para desarrollar diversos sectores , comentó.

En un encuentro con medios, explicó que el hecho de que a más de tres meses de ser publicada la ley no exista su reglamento no quiere decir que esté atorado , toda vez que el Ejecutivo cuenta con un plazo no mayor a un año para emitirlo y actualmente trabajan las dependencias involucradas.

Sin embargo, han observado que ante las facilidades que tendrán el sector privado para involucrarse en la construcción de infraestructura ya hay constructores que se han acercado con grupos financieros para crear asociaciones y estar listos para participar en las licitaciones.

Para el encargado del área de Infraestructura de Invex, Jorge Zapata, la construcción de plantas de tratamiento de aguas, de manejo de residuos, alumbrado público o instalaciones para que los gobiernos municipales atiendan a la población son algunos de los que consideran atractivos, pero sobre todo las grandes obras que por alguna razón no se han logrado se retomen.

Uno de los puntos más atractivos de la ley es la presentación de proyectos no solicitados, sobre todo porque los incentivos que se tienen, por ejemplo de pagar los costos del estudio si es aprobado por la autoridad y la cierta ventaja que también tienen en las licitaciones de los mismos la hacen interesante. Con nosotros ya se comenzaron a acercar interesados , señaló.

Esta división del grupo financiero tiene una participación del 30% en la construcción de la carretera Amozoc-Puebla y desarrolló el complejo administrativo Tlajomulco de Zúñiga, en Jalisco, bajo una figura local de asociación público privada.

Pese a los incentivos, los empresarios que propongan enfrentan la desventaja de que si los gobiernos, municipales o estatales, deciden no adquirir los derechos de los mismo no serán remunerados.

LAS APPS DE UN VISTAZO

  • La Ley de Asociaciones Público-Privadas (publicada el 16 de enero del 2012) tiene como objetivo impulsar el desarrollo de proyectos de infraestructura mediante un adecuado marco jurídico.
  • Puebla, Durango, Estado de México, Guanajuato, Guerrero, Jalisco, Tabasco, Chiapas y Nuevo León son algunas de las entidades en las que ya se aplica un modelo similar en los llamados Proyectos de Prestación de Servicios.
  • Los proyectos que representan altas tasas de rentabilidad económica son: carreteras, ferrocarriles, puertos y electricidad. En penales, hospitales y escuelas los beneficios mayores serán los sociales.
  • La Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción ha estimado que la aplicación de la nueva ley implicaría una reducción de entre 20 y 12% en costos porque los estudios serán más puntuales.
  • Las APPs permitirán al gobierno, según Invex, eludir los controles sobre el gasto y trasladar la inversión pública fuera del presupuesto y la deuda fuera de su balance.
  • El aeropuerto de Riviera Maya y el desarrollo portuario de Punta Colonet son los proyectos más grandes de infraestructura que se encuentran detenidos.

[email protected]