Petróleos Mexicanos (Pemex), a través de su subsidiaria Pemex Gas, aseguró que el desabasto de gas natural en varios estados del centro y región occidente del país se debe principalmente a que la demanda rebasó la oferta del sistema de gasoductos, lo que ha obligado a la paraestatal a emitir siete alertas críticas en lo que va del año.

No es que haya menos inyección de gas, es que hay más demanda , refirió Pemex Gas, asegurando que, en un país netamente importador del hidrocarburo como México, las bajas en la producción por parte de Pemex Exploración y Producción (PEP) representan un mínimo del problema de desabasto.

Pemex Gas aseguró que de las siete alertas críticas que se han emitido, cuatro han sido por un registro de sobredemanda al sistema, mientras que dos de ellas fueron por baja inyección de gas por parte de PEP y una más por una explosión registrada en el gasoducto de 24 pulgadas que va de Reynosa a Chihuahua que afectó la distribución a nivel local.

POCA PRODUCCIÓN E INFRAESTRUCTURA: AMGN

Por otra parte, el presidente de la Asociación Mexicana de Gas Natural (AMGN), Agustín Humann, explicó que el desabasto se debe también a la baja de más de 6% en la producción de Petróleos Mexicanos, el aumento en la demanda del combustible que cuenta con precios más atractivos de los que tenía hace un año y la saturación del principal gasoducto que viene del sur del país a través del Golfo de México y se bifurca en el centro hacia occidente y que hoy se encuentra a tope en su capacidad de distribución.

Humann aseveró que estas pérdidas, que han llegado a 30% en los últimos dos meses, afectan en la misma proporción a los distribuidores, quienes obtienen sus ganancias de la oferta del hidrocarburo, cuya escasez los obliga a reducir los márgenes de recuperación de la inversión en una proporción similar al desabasto.

Estamos hablando de que hay empresas haciendo paros técnicos los fines de semana por falta de gas, les vendemos menos gas y si de por sí la ganancia ya no es tan alta, ahora la vemos reducirse todavía más , dijo Humann, entrevistado por El Economista.

NUEVOS GASODUCTOS, ?HASTA EL 2014

El empresario aseguró que ya se ha solicitado una reunión en calidad de urgente con Pemex y la Secretaría de Energía (Sener) para resolver la situación de manera definitiva, ya que, según se les ha informado, la falta de suministro continuará, pues los planes para nuevos gasoductos demorarán por lo menos dos años, por lo que se deben exigir alternativas como el abasto por ruedas a través de pipas surtidoras y la venta de Gas Natural Licuado (GNL).

kgarcia@eleconomista.com.mx