El juez Felipe Consuelo Soto determinó que la empresa de servicios petroleros Oceanografía SA (OSA) se declare en pleno estado de quiebra, a partir del 8 de agosto del 2016, por encontrarse en la hipótesis prevista por la fracción II, del artículo 167 de la Ley de Concursos Mercantiles, y declara que subsiste como fecha de retroacción el 11 de octubre del 2013.

La decisión se toma luego de que OSA se quedó sin el aval de sus acreedores, quienes impugnaron el acuerdo que se tenía firmado hace poco más de un mes y ahora se debe iniciar la venta de bienes y derechos que se integraron a la masa concursal procurando obtener el mayor producto posible por su enajenación, a fin de hacer pago a los acreedores .

Los abogados de la empresa van a iniciar un proceso legal para revisar el fallo de todo el proceso legal a lo largo del concurso mercantil.

Se designa como síndico al Servicio de Administración y Enajenación de Bienes (SAE), quien en cinco días debe ratificar al conciliador que designó como síndico de la quiebra o, en su caso, designar un nuevo auxiliar.

Se declara que se suspende la capacidad de ejercicio de la quebrada sobre los bienes y derechos que integran la masa, los cuales serán administrados por el síndico , informó; además, todas las personas que tengan bienes de OSA los deben entregar, incluyendo a los depositarios de bienes embargados.

El juez determinó que las medidas cautelares decretadas el 14 de abril, 6 y 9 de mayo, y en sentencia del 8 de julio, 15 de agosto y 10 de diciembre del 2014, quedan sin efectos.

Se prohíbe a los deudores de la quebrada pagarle o entregarle bienes sin autorización del síndico, con apercibimiento de doble pago en caso de desobediencia , indica la sentencia.

El SAE debe ocupar y hacer inventario de libros, papeles, documentos, medios electrónicos de almacenamiento y proceso de información, existencia en caja y bienes de OSA. Las acciones promovidas y los juicios seguidos por el quebrado y las promovidas y los seguidos contra él, que estén en trámite al dictarse la sentencia y que tengan un contenido patrimonial, no se acumularán al juicio concursal sino que se seguirán por el síndico, para lo cual OSA deberá informar de estos procedimientos.

La sentencia resuelve el concurso mercantil expediente 265/2014-VI iniciada el 9 de abril del 2014 y que fue remitido por la PGR. La etapa de conciliación se terminó el 23 de octubre del 2014; se dictó sentencia de reconocimiento, graduación y prelación de créditos, pero fue impugnada por diversos acreedores, y el Primer Tribunal Unitario en Materias Civil y Administrativa del Primer Circuito ya resolvió las apelaciones relativas.

El último acuerdo se logró en enero pasado, pero fue impugnado por diversos acreedores y logró una resolución el 8 de julio del 2016 que permite al Primer Tribunal Unitario en Materias Civil y Administrativa del Primer Circuito declarar la quiebra de OSA.

luis.carriles@eleconomista.com.mx