Televisa es ya, oficialmente, el primer operador en México que tendrá una oferta de cuádruple play en telecomunicaciones con cobertura nacional y controla ya 50% de las acciones de Iusacell, luego de que ambas empresas aceptaran las condiciones que impuso la Comisión Federal de Competencia (CFC) para la concentración de ambas.

El día 19 de junio, las dos empresas notificaron a la CFC en un mismo escrito. El plazo para la notificación de la aceptación de condiciones vencía el 20 del mismo.

El lunes pasado, Grupo Televisa informó a sus inversionistas a través de un comunicado a la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) que había aceptado las condiciones del órgano antimonopolios.

DETONARÁ INVERSIONES

José Otero, presidente de la consultora Signals Telecom, dijo que la compra de 50% de Iusacell por Televisa tendrá como impacto inmediato la inversión de fuertes cantidades de dinero para la expansión y modernización de la red de este operador.

De haber rebasado el tiempo para la notificación ante la CFC, aún cuando Televisa ya había hecho pública su aceptación, la resolución habría quedado sin efectos. Iusacell, en todo momento, se mantuvo hermética.

La semana pasada, el órgano antimonopolios resolvió el recurso de reconsideración que interpusieran las empresas Televisa y Iusacell. Y la CFC autorizó la alianza bajó la condición de cumplir algunos puntos; entre ellos, el que más destaca es que se disolverá la operación si en 24 meses no se logra la licitación de TV digital abierta.

LAS CONDICIONES

Ahora, sigue el cumplimento de condiciones. El pleno de la CFC, con el voto en contra del comisionado Miguel Flores, autorizó la alianza Televisa-Iusacell bajó la condición de cumplir con ciertos compromisos.

Además de la disolución de la alianza si no se concreta la licitación de frecuencias de televisión, Televisa y TV Azteca están obligados a vender espacios publicitarios a cualquier empresa de telecomunicaciones, también tienen prohibido condicionar la venta de espacios publicitarios a la contratación de Iusacell por parte de sus clientes.

Adicionalmente, el Consejo de Administración de Iusacell no puede incluir empleados de otras empresas de Grupo Televisa y Grupo Salinas involucrados en el negocio de televisión abierta o de paga y Televisa estará obligada a separar las señales abiertas de las señales restringidas, mismas que vendía en paquete.

Ambas están obligadas a comercializar por separado sus contenidos de televisión abierta a los concesionarios de TV de paga.

Finalmente, Totalplay no podrá ser parte de la sociedad entre Grupo Televisa y Grupo Salinas sino que, únicamente, pertenecerá a Grupo Salinas.

[email protected]