La Autoridad Investigadora (AI) del Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) inició una investigación por denuncia de probables concentraciones ilícitas en los mercados de provisión de servicios de televisión y audio restringido, telefonía fija y móvil, y acceso a Internet de banda ancha fijo y móvil, en el territorio nacional.

Las conductas investigadas consisten en una o varias fusiones, adquisiciones de control o cualquier acto por virtud del cual se unen sociedades, asociaciones, acciones, partes sociales, fideicomisos o activos en general que se realice entre competidores, proveedores, clientes o cualesquiera otros agentes económicos y que tengan por objeto o efecto obstaculizar, disminuir, dañar o impedir la libre concurrencia o la competencia económica.

De acuerdo con la AI, dichas concentraciones pueden llegar a constituir una conducta anticompetitiva cuando las operaciones logran conferir o aumentar el poder sustancial de uno o varios agentes económicos, desplazar a otros agentes económicos o establecer barreras a la entrada que impidan a terceros el acceso al mercado o a insumos esenciales, o desplazar a otros agentes económicos, y facilitar la comisión de prácticas monopólicas prohibidas por la Ley Federal de Competencia Económica.

El procedimiento de investigación no debe entenderse como un prejuzgamiento sobre la responsabilidad de agente económico alguno, sino como una actuación de la Autoridad Investigadora que busca verificar la observancia de la Ley Federal de Competencia Económica en los sectores de telecomunicaciones y radiodifusión, por lo que sólo en caso de existir elementos suficientes para sustentar la actualización de contravenciones a la ley, se emitirá un dictamen mediante el cual se emplazará a los agentes económicos que resulten probables responsables para que manifiesten lo que a su derecho convenga.

El periodo de investigación no podrá ser inferior a 30 días hábiles, ni exceder los 120 días, comenzará a contar a partir del 18 de mayo de 2018, fecha en que se emitió el acuerdo de inicio.

Sin embargo, el periodo de investigación podrá ser ampliado por la AI hasta en cuatro ocasiones, cuando existan causas debidamente justificadas.

Las principales empresas de televisión por cable que operan en México son las filiales de Televisa: Izzi, Cablecom, Cablemás, TVI, además de Megacable.

En febrero pasado, la AI del IFT inició el procedimiento de investigación para determinar la posible existencia de barreras a la competencia y libre concurrencia que puedan generar efectos anticompetitivos en el mercado de servicios de telecomunicaciones fijas (Internet y telefonía fija) en los estados de México y Guanajuato.

Recientemente, Gabriel Contreras, presidente del IFT, comentó que la AI es una autoridad que goza de autonomía desde la Constitución. Por lo tanto, es esta autoridad la que determina qué investigaciones seguir y dónde focalizarlas.

“Decisión del consumidor, más allá de tarifas”

OMV deben diferenciarse: The CIU

El futuro de los operadores móviles depende, en parte, de que tengan un diferenciador o servicio de valor agregado que el operador tradicional no pueda ofrecer. De esta forma, la decisión del consumidor está basada en analizar consumos cruzados de distintos productos y servicios y no sólo tarifas entre operadores, de acuerdo con The Competitive Intelligence Unit (The CIU).

Según datos de la empresa de consultoría, en México, al final del 2017, existían 14 operadores móviles virtuales (OMV) en activo, con 1.48 millones de líneas en conjunto, cifra que representa 1.3% del mercado total en ese periodo.

En su conjunto, sumaron 0.3% del total de los ingresos del mercado de telefonía móvil, durante el cuarto trimestre del 2017. Esta proporción The CIU la atribuyó a estrategias de negocio basadas en promociones que no han logrado traducirse en un gasto promedio mensual suficiente que les permita aproximarse al promedio del mercado.

Este martes se llevará a cabo en la Ciudad de México el MVNO Latin America, la reunión global de MVNO.

El año pasado, con poco más de 1 millón de suscriptores, México ocupaba el tercer lugar en el mercado de OMV en América Latina; el mercado lo lideraba entonces Colombia con 6%, seguido por Chile con 3 por ciento. A nivel global, México ocupaba la posición 22 en dicho mercado.

Durante el MVNO Latin America en su edición del 2016, la exsubsecretaria de Comunicaciones, Mónica Aspe, previó que en un plazo de dos o tres años los operadores móviles virtuales en México podrían alcanzar una participación de hasta 6%, nivel semejante a Brasil, apoyados por las nuevas condiciones de mercado y la entrada de la Red Compartida.

[email protected]